Sur de la Florida

Acusada en caso de Baby Lollipops sale de la cárcel

Una de las dos mujeres halladas culpables en el notorio caso de Baby Lollipops fue liberada de la prisión a principios de este año, tras cumplir 15 años de una sentencia de 40 años.

Olivia González Mendoza fue puesta en libertad el pasado 1ro. de enero, según documentos estatales. González Mendoza era la amante de la madre del niño, Ana María Cardona, cuando la policía encontró al pequeño muerto cerca de un latón de basura en Miami Beach en 1990.

El niño de 3 años mostraba indicios de haber sido torturado. La policía tuvo dificultades para identificar al menor, que fue bautizado como Baby Lollipops por la camiseta que tenía puesta en el momento en que fue encontrado.

González Mendoza se declaró culpable de asesinato en segundo grado y abuso infantil con agravantes, y testificó en contra de Cardona, la madre de la criatura.

Cardona fue hallada culpable y sentenciada a la pena de muerte, pero la Corte Suprema de la Florida desestimó la sentencia y ordenó un nuevo juicio en el 2002, determinando que a los abogados de la defensa se les debió haber informado de tres declaraciones que hizo González Mendoza a principios de la investigación, y donde admitió que también ella golpeó al niño, llamado Lázaro Figueroa.

González Mendoza, de 42 años, fue sentenciada bajo las leyes que se aplicaban en 1992, antes de que la Legislatura cambiara las reglas de cárcel que exigía que los acusados hallados culpables debían cumplir 85 por ciento de sus sentencias. La puesta en libertad de la mujer fue dada a conocer por el canal de televisióneee WTVJ-NBC 6. González Mendoza no pudo ser localizada hoy para que hablara al respecto.

Cardona, de 46 años, se encuentra en el Centro de Detención de Mujeres de Miami-Dade en espera de un nuevo juicio.

  Comentarios