Sur de la Florida

Atacan a Raúl Martínez en la radio de Miami

EL EX alcalde de Hialeah, Raúl Martínez busca un escaño como congresista contra Lincoln Diaz-Balart.
EL EX alcalde de Hialeah, Raúl Martínez busca un escaño como congresista contra Lincoln Diaz-Balart. EL NUEVO HERALD

Los presentadores del programa matutino de Radio Mambí generalmente reservan sus ataques más fieros para Fidel Castro o para su hermano Raúl.

Pero en estos días recientes el popular programa En Caliente ha permitido que los radioescuchas que llaman ataquen a otro individuo también llamado Raúl: a Raúl Martínez, ex alcalde de Hialeah, que como demócrata está aspirando al escaño de la Cámara de Representantes que actualmente ocupa el republicano Lincoln Diaz-Balart, favorito de los que operan el programa.

El tema ha suscitado controversia en la comunidad exiliada de Miami, abriendo un nuevo frente en la batalla de los dos influyentes candidatos. El motivo: Radio Mambí, WAQI 710 AM, es sumamente popular entre los cubanos exiliados de más edad, precisamente el grupo demográfico que Martínez y Diaz-Balart quieren captar porque son votantes leales, generalmente republicanos.

Ambos candidatos tienen partidarios ferozmente leales, simpatía entre otros grupos étnicos de algunos sectores y nombres fácilmente reconocibles. Pero los dos difieren mucho en una cuestión que está dividiendo a los cubanoamericanos, según su edad y el tiempo que llevan el exilio: Las restricciones a los viajes entre Estados Unidos y Cuba.

Se le suman también a la controversia los intereses de negocios de Radio Mambí, que incluyen un contrato de seis meses del gobierno federal, de $182,500, que caducó en febrero, para transmitir a nivel local cierta programación de Radio Martí durante una hora a medianoche, como parte de un esfuerzo por utilizar la fuerte señal de Radio Mambí y así les llegue a más cubanos de la isla.

Diaz-Balart, que es responsable de que el Congreso asigne cierta cantidad de fondos a Radio y TV Martí, le dijo al Herald que es "absurdo'' pensar que Radio Mambí moldee su postura política por un contrato.

Una portavoz de Univisión Radio dijo que "una relación empresarial con radio Martí no cambia puntos de vista''.

El asunto de radio Mambí y Martínez empezó el 2 de mayo, cuando un partidario de Martínez oyó al director de programación de la estación, Armando Pérez Roura, atacando a Martínez en el programa por haberse opuesto a un proyecto de ley aprobado por la legislatura de la Florida que procura restringir regulaciones en las agencias con base en la Florida que manejan viajes de cubanoamericanos a Cuba y envíos a la isla.

Los exiliados y cubanoamericanos ahora pueden viajar a Cuba una vez cada tres años para ver a familiares allegados, tales como hermanos o familiares. Previamente, podían viajar una vez al año a la isla para visitar a sus parientes.

Algunos de los que llamaron al programa hicieron comentarios despectivos y alegaciones de corrupción contra Martínez, señalando su participación en la construcción de un centro turístico en República Domini

cana después de haber dejado su cargo de alcalde de Hialeah. Martínez dijo que los presentadores del programa no les pidieron a los que llamaron que ofrecieran evidencia alguna de algo indebido, sino que simplemente los dejaron hablar.

Alterado, Martínez llamó a Claudia Puig, que supervisa las estaciones de Radio que les pertenecen a la compañía matriz de Radio Mambí, Univisión, y a Pérez Roura, para quejarse. Según él, ambas personas le dijeron que podía enviar a alguien que lo representara a él para expresar su parte de la controversia. Martínez dice que se ofreció para ir él mismo, pero le dijeron que preferían que mandara a otra persona.

Ni Puig ni Pérez Roura quisieron hacer comentarios mediante algún portavoz.

Alberto Milián, un prominente abogado del sur de la Florida que respalda a Martínez, se personó en Radio Mambí el lunes, y durante ocho minutos pronunció una defensa del candidato y denunció las "tácticas difamatorias'' que según él han utilizado otras veces dictado res tales como Adolfo Hitler y Fidel Castro.

El martes, Pérez Roura y otro anfitrión de En Caliente - Ninoska Pérez Castellón - le dijeron a los oyentes que tenían que dejar el programa pero no explicaron por qué. Dejaron al presentador Enrique Encinosa a cargo.

Algunos de los que llamaron el martes atacaron a Martínez por haber mandado a Milián a hablar en su nombre en vez de venir él mismo.

En ese momento, Martínez llamó para demandar una aclaración.

"Se había decidido que no fuera y que no llamara," le dijo Martínez a Encinosa. ‘‘Vamos a llamar a Claudia Puig y a Armando Pérez Roura y vamos a conversar en el aire y ver quien tiene la razón."

En una entrevista telefónica el jueves, Martínez le dijo al Miami Herald que a los oyentes de Mambí se les permite criticarlo y hacer alegaciones contra él sin que nadie lo discuta o responda.

"No creo que sea correcto que las ondas radiales, que son propiedad de todos, se usen para ayudar a un candidato calumniando al otro," dijo Martínez.

Pero Diaz-Balart acusó a Martínez de haber formulado varias quejas contra Radio Mambí porque quería atemorizar a la estación para que cambiara de ideas.

"Martínez nunca deja de asombrarme con sus quejas crónicas," dijo Diaz-Balart. "En este caso, está claro que quiere intimidar para obstaculizar la libertad de expresión. Imagínese si yo fuera a llamar a todas las estaciones de radio cuando los oyentes me critican o hacen alegaciones en mi contra."

Los partidarios de Diaz-Balart observan que a Martínez se le ha dado tiempo radial en otras estaciones operadas por Univision Radio, la compañía que dirige Radio Mambí. Martínez lo reconoce pero ha dicho que, desde el anuncio de su candidatura, el acceso a las estaciones de Univision radio se ha vuelto esporádico, y que Radio Mambí lo ha ‘‘prohibido."

Los expedientes de la Comisión Federal de Elecciones muestran que Puig hizo una contribución de $1,500 a la campaña de Diaz-Balart en marzo.

Martínez no pensaba que la contribución de Puig hubiera jugado ningún papel en la percibida inclinación pro-Díaz Balart de Radio Mambí.

Martínez describe a Puig como una amiga pero que es impotente para cambiar las políticas de las estaciones que, según dijo, están controladas por Pérez Roura.

La Comisión Federal de Comunicaciones no requiere tiempo igual en el aire para los candidatos que sean criticados por los anfitriones de los programas o sus oyentes. La FCC tuvo una doctrina de equidad para las trasmisiones pero las eliminó en 1987.

Esa medida hizo surgir las emisiones radiales partidistas como la del popular presentador conservador RushLimbaugh.

"Es libertad de palabra," dijo David Oxenford, un abogado de Washington D.C que se especializa en derecho de transmisión y representa a los transmisores ante la FCC. "Las estaciones y sus anfitriones son libres de expresar sus opiniones y posiciones editoriales."

Pérez Roura ha dicho en anteriores entrevistas con el Miami Herald que su programa es comparable con el programa de Limbaugh donde el anfitrión critica a los demócratas y liberales sin que nadie lo rebata.

Presionada por la controversia, Univision Radio publicó una declaración. "Univision Radio ha provisto y seguirá proveyendo, acceso a todos los candidatos y sus representantes a Radio Mambí y a la WQBA," dijo la declaración. "También seguiremos cumpliendo con la Ley de Acceso Igual. En realidad, tanto Raúl Martínez como Lincoln Diaz-Balart han estado en el aire por teléfono o en persona en ambas de nuestras estaciones el mes pasado, recibiendo igual tiempo y acceso.

"Es importante observar que las contribuciones personales de nuestros empleados a cualquier campaña son irrelevantes y no tienen impacto en nuestras decisiones de programación, como lo demuestra el acceso que ambos candidatos han tenido a nuestras estaciones hasta la fecha."

El viernes, un oyente empezó a criticar a Martínez en el programa de la mañana y Pérez Roura observó que no era correcto hacer alegaciones no verificadas.

  Comentarios