Sur de la Florida

Inspector federal en Turkey Point por problemas

El principal inspector nuclear del gobierno federal hará mañana un recorrido por Turkey Point, en una visita de seguimiento a recientes multas de seis cifras recibidas por Florida Power & Light a causa de que sus custodios fueron hallados durmiendo y portando armas deshabilitadas mientras trabajaban.

La visita de Dale Klein, presidente de la Comisión Reguladora Nuclear (NRC, según sus siglas en inglés), no es una inspección formal de seguridad de la enorme planta eléctrica ubicada en el condado South-Miami Dade, pero tampoco es una visita de cortesía o rutina.

"Es evidente que Turkey Point ha presentado numerosos problemas en los últimos tiempos, tanto en sus opera-ciones de seguridad como en la administración de la planta, y queremos discutirlos con ellos'', declaró Eliot Brenner, el director de relaciones públicas de NRC en Washington, D.C.

La seguridad estará sobre la mesa, así como los planes de FPL para aumentar el nivel de producción de elec-tricidad de los dos reactores existentes y añadir otros dos en el 2020.

También se discutirán otros problemas operativos que no han alcanzado un nivel de violaciones formales, como el hecho de que inspecciones recientes de la NRC han notado exceso de horas extras de trabajo (overtime) de los operadores de la planta. Algunos trabajan semanas de 72 y hasta 80 horas.

Brenner dijo que la NRC no ha encontrado grandes motivos de preocupación en Turkey Point, pero que las visitas del presidente tienen como objetivo ocuparse especialmente de cuestiones de seguridad que han revelado deficiencias o que han estado en titulares de prensa. Klein está haciendo hoy un viaje adicional luego de una conferencia en Orlando para reunirse con los administra-dores de la planta de FPL.

"La visita del presidente de la organización no es algo que ocurre todos los días'', dijo Brenner. Dick Winn, vocero de FPL, declaró que la planta está actuando con la mayor rapidez en cuestiones planteadas durante visitas regulares e inspectores de la NRC.

"Ninguna cuestión es insignificante cuando se opera una planta nuclear. Todo lo tratamos con serie-dad'', expresó Winn, quien añadió que los administradores de la planta esperan con placer la visita. "Tenemos buenas historias que contar y estamos llevando a cabo mejoras significativas''.

En abril, la NRC propuso multar a la FPL por $130,000 a causa de múltiples ocasiones entre el 2004 y el 2006 en que los guardias de seguridad de Wackenhut que cuidan la planta han sido "intencionadamente descuidados'', han dormido durante su turno o han encubierto a sus colegas que han estado durmiendo.

Estos guardias ya no trabajan en Turkey Point, de acuerdo con la FPL.

La planta está investigando más detalles de la violación, denunciada en octubre por la NRC, antes de decidirse a aceptar la multa.

FPL ha aceptado pagar otra multa de $208,000 en el caso de otro reporte en enero acerca de dos guardias de Wackenhut que habían extraído las agujas de percusión de sus armas de fuego.

Los reportes de las inspec-ciones de NRC a partir del 2007 muestran numerosas ‘‘infracciones no penadas''.

, problemas que se consideran de importancia "muy baja'' en cuanto a la seguridad laboral o personal del lugar. Una inspección de seguridad a fondo realizada el 26 de octubre del 2007 tomó nota de dos deficiencias de este tipo, pero tanto la NRC como la FPL se negaron a dar detalles.

Una inspección de la NRC que terminó el 31 de marzo también halló una infracción no penalizada en cuanto a documentar y asignar horas extras a dos operadores de la planta nuclear, los que más tarde se vieron involucrados en el derrame de 200 galones de ácido bórico que se utiliza para controlar la fisión nuclear en los reactores.

El reporte no indica si alguien sufrió lesiones, pero se refiere al derrame como relacionado con la seguridad laboral. Uno de los operadores había trabajado 72.5 horas y se le asignó a continuación una jornada de ocho horas sin la dispensa de rigor.

Otro había trabajado 69 horas en seis días, y luego le habían asignado 16.75 horas.

Los inspectores encontraron 21 infracciones en horas extras de 17 operadores de la planta en las primeras seis semanas del año, sin que existiera ninguna evaluación de fatiga por escrito.

De acuerdo con las reglas de la NRC, el objetivo es que los operadores trabajen ocho horas al día y 40 a la semana para prevenir la fatiga.

El reporte observa que la FPL cambia el turno a mediados de febrero para reducir las demandas habituales de horas extras.

Tanto los reguladores de FPL como los federales están de acuerdo en que la falta de personal es un problema creciente para una industria que ha permanecido moribunda y se enfrenta de pronto al retiro de empleados veteranos.

La NRC espera solicitudes de unas 21 plantas en el 2009 para construir 32 reactores en todo el país hacia el 2020.

La escasez de personal en las plantas y el agotamiento de los trabajadores podría convertirse en una preocupación creciente, a menos que las perspectivas de desarrollo de la industria comiencen a atraer a más trabajadores. "Esto no se encuentra todos los días, pero no es inusual'', comentó Ken Clark, vocero de la oficina regional de la NRC en Atlanta. "Este es un problema que ocurre en todas las plantas nucleares de vez en cuando''.

Winn declaró que la FPL no está tratando de ahorrar en gastos laborales por medio de asignar exceso de horas extras a sus trabajadores, y se está esforzando por remediar la falta de personal a través de conservar los empleados actuales y de reclutar nuevos en los colleges, incluyendo los del condado Miami-Dade.

"Es una preocupación de alto nivel'', afirmó. "Siempre la mantenemos en las pantallas de nuestros radares''.

  Comentarios