Sur de la Florida

Interrogan a sospechoso de provocar incendios en la Florida

Un helicóptero lanza agua en las áreas afectadas por los incendios ocurridos en el West Cocoa en el condado Brevard.
Un helicóptero lanza agua en las áreas afectadas por los incendios ocurridos en el West Cocoa en el condado Brevard.

PALM BAY – Las autoridades anunciaron hoy que están interrogando a un hombre que según se cree ha sido quien ha provocado los incendios forestales que han destruido muchas casas en el Condado Brevard.

Lee Feldman, administrador de la ciudad de Palm Bay, le dijo a la cadena CNN que gracias a testigos se pudo identificar el hombre en horas de la mañana de hoy.

De igual modo, Feldman dijo que no había más detalles disponibles por el momento.

Entretanto, los bomberos seguían luchando contra cuatro grandes fuegos en el Condado Brevard, aunque los constantes vientos continuaban siendo un problema, dijo un alto funcionario estatal.

''Tenemos cierto grado de control en los cuatro fuegos, pero todos los días tenemos fuertes vientos, y hasta que no logremos rodear estos fuegos no podremos sofocarlos del todo'', dijo Gary Beauchamp, supervisor de la División Forestal de la Florida.

Los incendios todavía abarcan más de 10,000 acres, y Beauchamp dijo que los bomberos cuentan con un sinfín de recursos para apagarlos.

A las 8 a.m. Beauchamp dijo que durante la madrugada no se habían destruido más viviendas ni estructuras, en comparación con la pérdida de 62 casas el lunes y otras 100 casas y estructuras que habían quedado destrozadas días antes.

La autopista I-95 volvió a ser abierta al tráfico, pero los conductores tienen antes que corroborar cuál es la situación llamando al 511, ya que se cree que la autopista será cerrada nuevamente en horas de la tarde de hoy alrededor del área de Coco Beach.

El humo de los incendios ha enviado una enorme y espesa capa de niebla por gran parte del estado, incluyendo el sur de la Florida, y ayer los condados Miami-Dade y Broward emitieron advertencias relacionadas con la calidad del aire, calificándola de ''moderada'', lo que equivale a un paso por debajo del nivel óptimo de calidad, aunque las autoridades de Broward dijeron que esperaban que las condiciones mejoraran hoy.

Los bomberos del condado Brevard pidieron y recibieron cuatro helicópteros de la Guardia Nacional de la Florida para que ayudaran a combatir los siniestros. En Palm Bay, Feldman dijo que 62 casas habían quedado destrozadas, a un costo de unos $9 millones, y otras 100 sufrieron daños.

La policía de Palm Bay se sumó a los funcionarios estatales para crear una fuerza conjunta que se encargaría de investigar las acusaciones de fuego intencional, dijo Yvonne Martínez, portavoz de la ciudad.

Los incendios ''están ocurriendo tan cerca juntos en una zona tan grande que resulta muy extraño que se sean accidentales'', dijo Craig Fugate, director de la División Estatal de Manejo de Emergencias.

Ayer, los bomberos temían que los vientos pudieran alimentar los fuegos durante la madrugada, lo que complicaría las labores para tratar de controlarlos. Para empezar las condiciones del tiempo favorecían a los incendios, ya que las malezas estaban muy secas en el área.

''Me parece que hasta que no llueva esta situación no podrá controlarse del todo'', dijo Fugate. ''La amenaza seguirá hasta que no aparezcan las lluvias''. En el pronóstico del fin de semana, había pocas posibilidades de aguaceros.

Temperaturas más frescas y vientos calmados le permitieron a muchos residents de Palm Bay regresar a sus casas ayer.

El gobernado de la Florida Charlie Crist, que el lunes declaró el estado de emergencia recorrió ayer el área en helicóptero.

''He visto bastante devastación'', dijo el gobernador, que se reunió y le agradeció a los bomberos y a otros trabajadores de labores de emergencia por la labor que estaban realizando.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios