Sur de la Florida

En peligro la asistencia sicológica de muchos alumnos

Cientos de alumnos de las escuelas públicas de Miami-Dade podrían quedar sin asistencia sicológica --y niños con discapacidades mentales sin ser identificados o atendidos-- si prospera la propuesta de eliminar a decenas de sicólogos de la nómina para paliar los efectos de un déficit multimillonario para el curso 2009-10.

A la vez, si la medida se concreta, el distrito corre el riesgo de perder fondos federales, ser objeto de demandas e incurrir en altos gastos de defensa jurídica.

Así lo declaró la Asociación de Sicólogos de Escuelas de Dade (DASP), una posición que fue secundada por la NASP, la asociación de sicólogos escolares a nivel nacional.

"Nuestro deber es exponer las consecuencias extremadamente negativas desde el punto de vista ético, jurídico y financiero que tendrá que encarar el sistema si prospera la propuesta de reducir los servicios sicológi-cos'', indicó el Dr. Philip Lazarus, portavoz de la DASP.

La propuesta viene del superintendente Rudolph Crew, quien trata de ahorrar fondos con la eliminación de 41 de los 240 sicólogos del distrito y la reducción de 12 a 10 meses el contrato de los que se queden. El déficit se calcula en $284 millones debido a una pérdida en las asignaciones estatales.

Pero la Junta Escolar es la que decidirá en su reunión mensual del próximo miércoles.

Por su parte, la administración escolar aseguró a través de su portavoz John Schuster que:

* Tratará de ubicar a los sicólogos despedidos en otros puestos de trabajo para los cuales cumplan los requisitos. * Está "en proceso de desarrollar un plan de despliegue para impulsar los recursos existentes y conti-nuar ofreciendo los servicios sicológicos en las escuelas''.

El plan de despliegue contempla "mancomunar las habilidades y funciones de nuestra fuerza laboral y des-plegar eficientemente a los sicólogos escolares'', dijo Schuster.

Pero hasta el momento se desconocen los detalles de este plan de despliegue y la administración no ha expli-cado en qué consiste. Tampoco lo ha presentado ante la Junta como medida alternativa.

La administración también está en proceso de crear un sistema de monitoreo y revisión de las necesidades de los estudiantes en todas las escuelas.

La noticia de prescindir de decenas de sicólogos ha creado mucha preocupación entre los afectados, quienes lamentan el efecto negativo que tendrá en los niños, y tampoco están convencidos de que encontrarán una plaza vacante para la que cumplan los requisitos.

"Los niños más necesitados deberán esperar mucho tiempo para recibir asistencia en la clase y la espera será mayor para los que necesitan entrar en programas para superdotados, autistas, con dificultades de aprendizaje y atraso, y problemas emocionales o de conducta'', dijo Kathleen Norona, sicóloga del distrito.

"Los niños con discapacidades serán los más afectados. Esto también significa que en las clases habrá más interrupciones a causa de comportamientos perturbadores de alumnos con problemas no identificados'', señaló Norona.

El costo en el sector privado de las evaluaciones que realizan los sicólogos escolares van desde $400 para reconocer a niños superdotados hasta $2,500 en casos más complicados, como el autismo.

Pero estas evaluaciones son gratis si los realiza un sicólogo del sistema escolar, el único profesional debida-mente capacitado, según la ley.

Luzmary Amesty-Fong sería una de los 41 sicólogos desplazados. Amesty-Fong recibió hace poco una carta del distrito que la exhorta a cambiarse a otra plaza.

"El problema es que tengo un certificado de sicóloga y no soy maestra, y ésta es posiblemente la única alter-nativa que me queda. Me recomendaron que imparta clases de educación especial, y aunque sé cómo identificar a estos alumnos, no tengo experiencia para educarlos'', dijo Amesty-Fong.

Muchos de los sicólogos que pudieran resultar afectados pronostican que: * Los maestros de enseñanza regular tendrán que lidiando con niños con problemas, que mientras los sicólogos no identifiquen y evalúen permanecerán en una clase que no les corresponde y sin recibir la ayuda que necesitan.

* Al haber menos sicólogos --que están en la lista de empleados que escasean en áreas críticas elaborada por el distrito escolar en el 2007-2008-- aumentará el número de alumnos por sicólogo.

La NASP recomienda que se asigne un sicólogo por cada 1,000 alumnos y en las escuelas de Miami-Dade la cifra, antes de la reducción, es de unos 1,500 alumnos por sicólogo, según la organización. Pero algunos opinan que el número puede ser mayor pues a un sicólogo se le asignan en realidad entre dos y cuatro escuelas.

"Si tenemos menos sicólogos, muchos estudiantes estarán en clases poco apropiadas para ellos y y no habrá tiempo de programar reuniones establecidas por la ley'', señaló una sicóloga, que prefirió no ser identifi-cada, en una carta enviada a Crew y miembros de la Junta Escolar.

Las leyes federales y estatales indica que las evaluaciones de niños con problemas debe realizarse en un plazo de 60 días.

"Demorará años evaluar a 1,000 estudiantes para ubicarlos en las clases que les corresponden. El distrito no podrá cumplir la norma jurídica de hacer las evaluaciones en 60 días y esto puede generar demandas'', acotó María Leira, otra sicóloga.

Christina Falcón, maestra de educación especial de la primaria Coral Gables, dijo que está consciente del dinero que se gasta en resolver demandas cuando no se cumple el plazo de 60 días estipulado por la ley.

"He visto padres que han demandado al distrito porque creen que la escuela no estaba dando los servicios apropiados a sus hijos, ni en forma rápida'', señaló Falcón. "¿Qué les vamos a decir cuando pregunten por qué sus hijos no han recibido la evaluación que necesitan?", agregó.

En cuanto al dinero que llega al sistema escolar como resultado del trabajo de los sicólogos, se debe a los reembolsos que recibe por estudiantes que tienen Medicaid.

"El distrito recibe el 56.83 por ciento de la cantidad que se cobra a Medicaid. Por el período entre el primero de julio del 2007 y el 31 de marzo del 2008, el reembolso que hemos recibido por el servicio de los sicólogos fue de $129,282.82'', informó Schuster, el portavoz del distrito escolar.

Para destacar más la importancia de estos profesionales, Carol Klopfer, también sicóloga del distrito, alegó que:

* Están capacitados para monitorear, evaluar, emitir juicios clínicos y aconsejar a los administradores sobre una situación de peligro o amenaza que implique el suicidio-homicidio potencial de estudiantes.

* Guían a la policía durante crisis o amenazas en las escuelas.

"He salvado vidas y nadie en mi escuela tiene las calificaciones para hacerlo'', escribió otra sicóloga que pidió no se identificada.

"Hago más que evaluaciones cuando he ayudado a una madre sin hogar a encontrar refugio para ella, que tiene cinco hijos y otro en camino; cuando he ayudado a un muchacho que intentó cortarse las venas y escucha voces que le dicen que ataque a sus hermanos o cuando he ayudado a una madre brutalmente golpeada por su esposo a escapar de esa situación'', precisó.

  Comentarios