Sur de la Florida

Humo y calor llenan el sur de la Florida

Las altísimas temperaturas y un incendio forestal de grandes proporciones en los Everglades seguirán haciendo que los próximos días se sientan muy calientes, llenos de humo y verdaderamente incómodos.

La temperatura alcanzó ayer los 95 grados en Miami y 96 en Fort Lauderdale, rompiendo un récord para el día que se implantó en 1985, lo que hizo que fuera el segundo fin de semana consecutivo que el sur de la Florida rompe un récord de calor.

Los meteorólogos afirman que el calor continuará todos los días hasta mediados de la semana por lo menos.Y a no ser que se viva cerca del mar, no se puede esperar ningún alivio de las brisas marinas, ya que los mismos vientos del suroeste que están llenando nuestra área del humo de los fuegos es el que corre en contra del mar.

El colosal incendio, que ya lleva cinco días ardiendo, acabó con otras 10,000 acres de bosques y malezas durante el pasado fin de semana, llevando a 32,821 el total de acres que han quedado consumidas por las llamas.

Los expertos creen que el incendio podría haber empeorado en las primeras horas de hoy.

''En el extremo norte del incendio es donde vemos el peor escenario, como llamaradas muy altas y una propagación más rápida'', dijo Nina Barrow, jefa de información pública del equipo Manejo de Incidente para el Area Sur, un grupo de expertos de organizaciones federales, estatales y locales encargado de combatir los siniestros.

El grupo, que responde a desastres naturales de gran magnitud, llegó a Miami el sábado por la mañana.El oeste de Miami-Dade está bajo una alerta de humo denso, y las autoridades están siguiendo de cerca la visibilidad en sitios como Krome Avenue, la carretera U.S. 41 y el Turnpike de la Florida.

El humo tiende a ser peor por las mañanas, dijo meteorólogos Gui Rader, del Servicio Nacional del Tiempo.

''Al enfriarse con los vientos ligeros que corren del suroeste, el humo tiende a pegarse más al suelo'', dijo Rader.

"Cuando el calor empieza al filo del mediodía, el humo suele subir'', agregó el experto.

Alrededor de 170 bomberos de lugares como Arkansas, Puerto Rico, Carolina del Norte, Virginia y California han llegado a la zona para ayudar a controlar el fuego.

En el aeropuerto de Homestead, aviones con tanques de 825 galones se han unido a los ocho helicópteros que bombardean el área afectada con agua con el fin de sofocar el fuego.

Camiones de bomberos de Miami-Dade han sido trasladados hacia la zona para proteger las edificaciones que se encuentran en el Parque Chekika, en la calle 168 y la avenida 267 del suroeste.

Aunque eventualmente, el incendio terminará por sofocarse a sí mismo, dijo Barrow, entretanto habrá que lidiar con el el aire lleno de humo.

  Comentarios