Sur de la Florida

Enfrentan clubes y restaurantes de South Beach leyes más duras sobre el ruido

En un golpe contundente propinado al sector de la vida nocturna de South Beach, los comisionados de Miami Beach dieron la semana pasada pasos concretos para hacer más severas las ordenanzas que controlan el ruido en la playa.

Como están en la actualidad las ordenanzas, la ciudad puede cerrar de forma temporal clubes y restaurantes durante un fin de semana después que el negocio haya cometido su cuarta violación por ruido. Sin embargo, bajo las medidas propuestas, los lugares pueden ser cerrados durante un fin de semana tras una segunda violación solamente.

La nueva ordenanza también contempla que el ruido se mantenga a una distancia de 100 pies durante todo el día, no sólo en horas de la noche, de lo contrario sería considerado como una violación.

La decision unánime del miércoles pasado fue una medida preliminar. Una segunda determinación deberá tomarse el 25 de junio. Entre ahora y esa fecha, los administradores y dueños de clubes y restaurantes tienen ante sí un difícil reto para se vote a su favor.

Los comisionados dijeron que les preocupan más las quejas de los residentes de que no pueden dormir con comodidad durante la noche y la madrugada que lo expresado por los propietarios y gerentes de los establecimientos, quienes afirman que las leyes actuales están bien y que un cambio afectaría a los negocios.

''Los residentes necesitan dormir por la noche y como están las cosas ahora, no pueden'', dijo el comisionado Jonah Wolfson, que fue quien propuso los drásticos cambios. "Para mí no tiene sentido dar tres advertencias. Las advertencias son una cortesía''.

  Comentarios