Sur de la Florida

Proponen drástico plan de recortes en FIU

Agobiada por severas reducciones en el presupuesto y el goteo cada vez más escaso de las asignaciones estatales, la Universidad Internacional de la Florida (FIU) presentó un conjunto de medidas para implementar recortes y ahorrar $35 millones en los próximos tres años.

El plan de emergencia preparado por la administración del presidente de FIU, Modesto Maidique, prevé cerrar 17 programas académicos, dejar de lado materias de especialización y despedir a más de 200 empleados, así como eliminar decenas de otros puestos y rechazar las solicitudes de matrículas de cientos de nuevos estudiantes que desean ingresar a FIU.

Las propuestas tendrán que pasar por el voto de la Junta de Fidecomisarios de la entidad, que se alista a reu-nirse el próximo 12 de junio.

"Quisiera enfatizar que las recomendaciones no son finales. Por esa razón nos hemos presentado para hablar con toda la gente de la universidad y, únicamente después de una discusión más larga y completa, se tomarán las decisiones más pertinentes'', dijo Maidique, quien ocupa el cargo hace más de 20 años.

La FIU, que ofrece enseñanza a más de 37,000 alumnos y es la única universidad pública en el Condado Miami-Dade, corre a pasos agigantados para equilibrar sus finanzas y suplir la falta de apoyo económico de Tallahassee.

Ronald Berkman, el preboste, sostuvo que FIU estaría dispuesta a desarrollar nuevas estrategias para generar dinero por cuenta propia, como un modelo que acelere los programas de maestrías en Arquitectura y otro que fortalezca la Escuela de Leyes.

Por otro lado, detalló que se buscaría operadores privados para mejorar la administración del museo Wolfsonian y del Museo de Arte PatriciaPhillip Frost.

Todas esas operaciones generarían al menos $2.8 a favor de la casa de estudios.

Las medidas vienen aparejadas con una serie de políticas de ahorro inmediato. Recientemente, la adminis-tración acordó fijar una semana laboral de cuatro días y 10 horas diarias, desde el 6 de junio hasta el 25 de julio, para ahorrar algo más de $25,000 en gastos de electricidad y otros servicios que dejarían de utilizarse en los edificios universitarios principalmente.

Las reducciones también podrían tocar el nervio de otras 88 posiciones vinculadas al cuerpo docente de pro-gramas socialescomo Humanidades, Audición, Baile y Patología del Habla.

"Para mí, es un proceso muy desagradable y difícil, porque todos los programas tienen un gran mérito. Es cuestión de costos y alineamiento con nuestra estrategia, que es llegar a ser una gran universidad de investi-gación'', añadió Maidique.

Por primera vez en los últimos tiempos, la FIU tendría que cerrar filas para continuar con el año académico a un costo que, para más de uno, resulta muy alto debido a la propuesta de cancelar licenciaturas, maestrías y doctorados en las facultades de Arquitectura, Negocios, Ingeniería, Artes, Enfermería, Ciencias de la Salud e incluso Educación, que genera la mitad de profesores y especialistas que recluta anualmente el sistema de escuelas públicas del Condado.

"Si ahora le toca a la Facultad de Ingeniería Industrial, ¿por qué no puede ser el año entrante la de Ingeniería Civil? Lo que trato de decir es que hay otras formas de manejar el presupuesto, y una de esas vías podría ser reduciendo aun más la burocracia'', comentó Sergio Hernández, quien estudia un doctorado en FIU.

Según Hernández y otros cientos de alumnos que estuvieron protestando ayer pacíficamente en los predios de la universidad al momento de la divulgación del conjunto de recortes, las medidas puestas en la balanza no toman en cuenta la importancia de la industria del mañana. "De lejos sería un gran error acabar con cursos que tienen demanda en el mercado laboral, como Educación o Ingeniería Industrial. Por ejemplo, ¿cómo voy a hacer cuando vaya a buscar trabajo y tenga que decir que la Escuela de Ingeniería no existe por una cuestión de dinero?", preguntó Rebeca Cruz, activista estudiantil.

A pesar de que la Facultad de Ingeniería usa sólo el siete por ciento del presupuesto, gradúa el 14 por ciento del total de alumnos de la FIU.

"Cualquiera podría decir que la cerraron porque no dio buenos resultados, nunca pensarán que fue por falta de recursos'', agregó Cruz.

  Comentarios