Sur de la Florida

Michael Phelps inspira a más de uno

Las piscinas del sur de la Florida están llenas de muchachos que quieren ser como Mike.

Es decir, como Michael Phelps.

Esta semana, Phelps inspiró a legiones de fanáticos de la natación cuando hizo historia olímpica al ganar su 13ra medalla de oro, más que cualquier atleta olímpico en cualquier deporte. Siete de esos oros han sido durante los Juegos Olímpicos de Pekín, lo que iguala el histórico récord de Mark Spitz y, para el domingo, Phelps espera ganar otra más.

"Me quedo todas las noches para verlo, y luego me excito tanto que no puedo dormir'', dijo esta semana Guido Domínguez, de 8 años, durante las prácticas de su equipo de natación en el Centro Juvenil Scott Rakow de Miami Beach.

Tomás "Toto'' Domínguez, el hermano de 3 años de Guido es otro fanático de Phelps. Imita fielmente su rutina antes de las competencias. "Y hasta dice llamarse Toto Phelps'', comentó su madre Stella Domínguez.

Los estudiantes de natación de hoy no había nacido cuando Mark Spitz cautivó al mundo ganando siete meda-llas de oro en los Juegos Olímpicos de Munich en 1972. Saben que hay superestrellas como Michael Jordan y Tiger Woods pero no es suficiente para los fanáticos de la natación.

"Seguro que son grandes pero Michael Phelps es el más asombroso'', dijo Gabriella Deza, de 15 años, miembro del equipo de natación de Seahawks de Miami Beach. "La gente no creía en él y luego rompió todo tipo de récords''.

En todo Estados Unidos, las hazañas de Phelps han motivado a jóvenes nadadores como Gabriella y los hermanos Domínguez. A Guido no le gustaba mucho el estilo de mariposa pero ahora, cuando su ídolo le mostró como, lo está ensayando.

"Lo vemos en la casa y luego hablamos sobre él al otro día en la piscina'', dijo Gabriella, una alumna de segundo año dela secundaria de Miami Beach que compitió nen los Campeonatos Nacionales de Natación Junior celebrados en Minneapolis este mes.

Gabriella tiene cuatro carteles de Phelps en las paredes de su cuarto.

Flavia Segatto, de 15 años, dijo haber estado "pegada a la televisión'' durante las competencias de Phelps. La estudiante de segundo año de secundaria Charles W. Flanagan está tratando de incorporar algunos elegantes movimientos de Phelps en su propio repertorio.

"Siempre sale al frente y luego desaparece'', dijo Flavia, que ha estado nadando desde hace seis años.

Los padres y entrenadores dicen que Phelps ha sido un buen embajador del deporte.

A Pam Danberg, entrenador adjunto de los Cooper City Cyclones, un nadador de 70 años le preguntó cómo hacer giros como Phelps.

"Es una inspiración para todos'', dijo Danberg.

Y es bueno tener un modelo masculino en un deporte que suele atraer a más mujeres, dijo Becky Plotner en una piscina de Miami Beach.

"Mis muchachos son nuevos nadando'', dio Plotner. ‘‘Así que tener a este nadador dinámico y potente como modelo es muy positivo''.

Phelps aprecia a sus jóvenes admiradores.

"Es muy agradable tener al país detrás de uno'', le dijo Phelps, de 23 años, a los reporteros en Pekin. "No importa en que parte del mundo estén los americanos, todos están mirando y vitoreando. Es una sensación muy especial''.

  Comentarios