Sur de la Florida

Nuevo curso escolar, prueba de tenacidad y creatividad

El Distrito Escolar de Miami-Dade enfrentará a partir de mañana una gran prueba de tenacidad, creatividad y perseverancia con el inicio del curso 2008-2009.

La crisis económica, la eliminación de miles de puestos de trabajo y el despido de cientos de empleados han creado incertidumbre alrededor de una fecha que todos los años llena de entusiasmo y nuevos bríos a estudiantes, padres, maestros y autoridades educativas.

Muchos de los empleados no saben cuánto tiempo conservarán sus empleos y no saben cómo manejarán las situaciones más comunes.

Debido al enorme déficit presupuestario de $284 millones, los gastos excesivos y los errores en el presupuesto anterior, junto con escándalos como el pago de $27 millones en horas extra denunciados por el auditor estatal, la situación en las escuelas será muy distinta a la de años anteriores.

Los maestros han expresado en conversaciones y entrevistas que se sienten con la moral muy baja por no haber recibido el prometido aumento salarial, la salida de muchos sus colegas y compañeros de trabajo y las limitaciones presupuestarias que afectarán a los alumnos.

"Los desafíos económicos han reducido los fondos estatales y federales, obligándonos a hacer decisiones profundas en materia de presupuesto'', dijo el superintendente Rudolph Crew en un mensaje enviado a El Nuevo Herald.

Sin embargo, aseguró que "la calidad de la educación que reciben los estudiantes no cambiará. Me siento confiado en que mantendremos la misma educación de alto calibre y los servicios ejemplares que damos a padres y estudiantes''.

Crew, que hace poco dijo que visitará varias escuelas el primer día de clases, estará de vacaciones el resto de la semana, lo que ha incomodado a algunos miembros de la Junta Escolar.

El portavoz del Distrito Escolar, John Schuster, declinó comentar cuando se le preguntó las razones de que Crew se marche de vacaciones, pero un memorando informa que debido "al ajetreado horario de reuniones durante el verano, hice planes para salir de vacaciones, desde el martes hasta el 19 de agosto, fuera de la ciudad''.

Perla Tabares Hantman, vicepresidenta de la Junta, quien convocó a una reunión el 19 de agosto para tratar asuntos de presupuesto por solucionar, consideró "indebida'' la decisión de Crew.

El Sindicato de Maestros de Dade (UTD), a través de su presidenta Karen Aronowitz, confirmó que además de la baja moral entre los docentes hay "una gran incertidumbre porque nadie sabe lo que va a pasar''.

"Los maestros tendrán que pensarlo dos veces para gastar de sus propios bolsillos en materiales de clase'', señaló dijo Aronowitz, quien dijo que los educadores gastan un promedio de $700 anuales en materiales para sus alumnos.

Marta Zayas, profesora de la primaria Emerson, afirmó que "se siente una nube de inseguridad sobre nosotros. Las vacaciones no nos dieron descanso, sino ansiedad al no ver cumplida la promesa de nuestro aumento salarial''.

Pero incluso así los maestros siempre están dispuestos a hacer lo mejor por sus alumnos. El que está en el magisterio es porque ama la docencia, es la frase que inmediatamente pronuncia otra maestra.

"Estamos listos para empezar, para poner el empeño de siempre con nuestros alumnos... el disgusto no es con ellos, sino con la Junta, que no cumplió el contrato'', declaró Ingrid Robledo, maestra de la intermedia G.W. Carver.

La situación ha afectado a las escuelas de una manera sin precedentes. Durante la crisis económica de los años 90, por ejemplo, en el sistema escolar no hubo despidos.

"Muchos educadores se están reportando a sus trabajos sólo para que les informen que están fuera. Esto ha roto las relaciones laborales'', dijo Ada Fennell, maestra de la primaria Miami Springs.

Algunos de los mayores cambios en el nuevo curso escolar, confirmados por el portavoz Schuster, son:

* Programa magneto: una reducción de $5 millones de un presupuesto de $28 millones en las escuelas magneto. Se comprarán menos útiles escolares y se harán menos viajes fuera de la escuela.

También hubo una reducción de maestros en "posiciones no esenciales''. Como paliativo, el distrito se concentrará en conseguir ayuda del gobierno federal para mantener algunos cursos.

* Reforma de la educación secundaria: aunque el superintendente prometió mantener vigente el programa, algunas escuelas tendrán que hacer sacrificios.

De un presupuesto de $17 millones, el distrito sólo cuenta con alrededor de $9 millones para mantener las pequeñas academias de cursos especializados y electivos, además del horario de 8 períodos de clases en lugar de 6.

* Programa Highway to Success: se creó para ayudar a los estudiantes con mayores desventajas académicas, quienes tendrán que volver a la escuela de su vecindario.

* Programa para niños superdotados: En lugar de dos días tendrán toda la semana de instrucción especial. Pero el número de alumnos por maestro será mayor.

* Clases de educación física: Habrá más alumnos por cada maestro y éstos a su vez impartirán más clases.

* Transporte: "Será muy parecido a lo que usualmente hemos tenido'', dijo Schuster. Con la excepción de los nuevos programas magneto que no recibirán el servicio.

* Almuerzo: habrá menos opciones y el precio aumentará en 50 centavos en todas las escuelas, aunque los niños en el programa de almuerzo gratis o con descuento no se afectarán. En el 2006 el distrito aumentó por primera vez en 15 años el precio del almuerzo en 50 centavos.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comentarios