Sur de la Florida

Acalorado choque en reunión de la Junta Escolar

Marta Pérez, uno de los miembros de la Junta Escolar de Miami-Dade, expresó su frustación con nuevas revelaciones sobre el presupuesto.
Marta Pérez, uno de los miembros de la Junta Escolar de Miami-Dade, expresó su frustación con nuevas revelaciones sobre el presupuesto. MIAMI HERALD

Un taller para discutir el presupuesto del distrito escolar de Miami-Dade fue el jueves el escenario de un duro enfrentamiento, en el que el atribulado superintendente Rudy Crew le exigió a una de las integrantes de la Junta Escolar que no lo tratara "como si fuera un perro''.

El incidente ocurrió cuando Marta Pérez criticaba fuertemente al superintendente por la administración de los $5,500 millones de dólares del presupuesto. Pérez y Crew se han enfrentado ya en varias ocasiones.

"No puedo ni empezar a expresar mi frustración'', dijo Pérez. "Desde hace cuatro años vengo diciendo que estamos gastando demasiado y ahora estamos viendo el fruto de esto. Ciertamente que el grueso de la culpa lo tiene la administración''. Mientras Pérez seguía hablando, un visiblemente irritado Crew la interrumpió.

"¡No me hable como si fuera un perro!'', le gritó a Pérez. "¡No lo haga! ¡Nunca coja esa costumbre!''

"¡Presidencia, presiden- cia¡'', empezó a gritar Pérez "¡Tengo la palabra! ¡Tengo la palabra!''

Intervino entonces el presidente de la Junta, Augusto Barrera, diciéndole a Crew que Pérez tenía la palabra. También tuvo que gritar para poder ser escuchado.

Durante la discusión, el miembro de la junta Renier Díaz de la Portilla se levantó y se fue de la reunión.

"Esto es ridículo'', dijo. "Me voy''.

Posteriormente, Crew y Pérez se tranquilizaron y permanecieron en la reunión, mientras Díaz de la Portilla regresó.

El incidente entre Pérez y Crew fue uno de varios que tuvieron lugar el jueves durante la reunión.

La Junta Escolar discutió una serie de recortes controversiales. Aunque no adoptaron ninguna acción formal, los miembros del panel sostuvieron un intenso debate.

Adicionalmente, los miembros de la Junta se enteraron el jueves de que el distrito escolar tendrá que sacar otros $22 millones de sus fondos de reserva para balancear el presupuesto del año pasado.

Esto significa que los fondos de reserva quedarán limitados a sólo $4.8 millones para hacer frente a alguna emergencia financiera.

Funcionarios de la administración dijeron que tenían un plan para devolverle $32 millones a los fondos de reserva.

Pero esto fue demasiado para algunos de los miembros de la Junta, como Pérez, que dijeron que se estaban enterando por primera vez de esa suma adicional al déficit.

"Esto es impactante'', dijo Pérez.

"No puedo creer que esto sea la noticia. Si estornudamos, perderemos otros $4 millones''.

La vicepresidenta de la Junta, Perla Tabares Hantman, consideró que el anuncio del déficit adicional era inaceptable.

"Todos sabemos --ustedes administradores y nosotros miembros de la Junta-- que hay un gran problema aquí balanceando el presupuesto'', dijo.

La directora de presupuesto de la administración, Judith Marte, explicó por su parte que es bastante frecuente que el gasto al final del año exceda las proyecciones. También destacó que el distrito había perdido $70 millones en fondos estatales durante el transcurso del año.

La discusión forma parte de los esfuerzos por balancear los libros contables para el año fiscal 2007-08.

Hace un par de meses, la administración reconoció que había gastado $66.5 millones por encima de los presupuestado. Para cubrir el faltante, la Junta recurrió a sacar $40 millones de los fondos de reserva.

La administración explicó el jueves que el distrito recibió $13 millones menos de lo que esperaba en concepto de recolección de impuestos. Las escuelas gastaron, además, $3 millones más en maestros sustitutos, tiempo extra y empleados a los que se les paga por hora. También se pagaron $400,000 por encima del presupuesto en servicios de alimentos.

Debido a que los distritos escolares en Florida deben terminar el año con un presupuesto balanceado, el distrito de Miami-Dade necesitará usar parte de sus reservas para contingencias, dijo Ofelia San Pedro, vicesuperintendente de operaciones de negocios.

kmcgrory@MiamiHerald.com

  Comentarios