Sur de la Florida

Marejada deja dos muertos y un desaparecido

Dos personas se ahogaron, una tercera desapareció, y muchas más fueron rescatadas de las peligrosas corrientes de resaca en un sinfín de playas del Océano Atlántico en el sur de la Florida el domingo, a consecuencia de los vientos sostenidos y las fuertes marejadas que provocó el paso del huracán Gustav, y la cercanía de la perturbación ciclónica Hanna.

Las autoridades le han pedido a la población que se mantenga fuera del mar hasta el próximo aviso --incluso hoy, Día del Trabajo-- una fecha en que tradicionalmente se acude a la playa.

Las corrientes de resaca, que se cree continuarán el lunes y en los próximos días, llevaron al Servicio Nacional del Tiempo a estimar que seguirían fuertes durante varios días, desde Palm Beach hasta Cayo Hueso. Las alertas de corrientes de resaca que emitió el Servicio Nacional del Tiempo se extienden desde el Condado Palm Beach hasta Broward, Miami-Dade y Monroe.

Los accidentes y múltiples rescates en la playa marcaron un día de oscilantes ventoleras con lluvia, fuertes brisas y avisos en las playas mientras Gustav se dirigía hacia el oeste en el Golfo de México, y barría el sur de la Florida con remolinos de sus bandas externas.

"Ir a la playa sigue siendo un riesgo'', dijo Gordon Strassberg, meteorólogo del Servicio Nacional del Tiempo, al referirse a las corrientes de resaca que provocaron al menos dos muertes.

La causa fue Gustav que trajo vientos más fuertes de los habituales, mantuvieron una velocidad sostenida de entre 15 y 20 millas por hora con ráfagas aun más fuertes a lo largo de la costa. De igual modo, las pequeñas marejadas de Hanna en el Atlántico hacia el este fortalecieron las corrientes de resaca, dijo Strassberg.

De modo que aunque los vientos se suavicen, como se espera, es muy probable que prevalezcan las condiciones peligrosas.

Estas condiciones mantuvieron ocupados a los rescatistas todo el domingo, al tener que sacar de las revueltas aguas a numerosas personas desde el centro de la península floridana hasta el sur de Broward.

Fue en una playa de Lauderdale by-the-Sea donde Bradley Perlberg, de 41 años, y Terry Ann Perlberg, de 45 años, al parecer se ahogaron el domingo. "Era una pareja de Dakota del Norte que probablemente vino aquí para disfrutar el tiempo del sur de la Florida'', dijo Veda Coleman Wright, portavoz del Departamento de Policía de Broward (BSO). "Pero el tiempo puede ser impredecible''.

Jean Smith, de 62 años fue testigo de lo que sucedió. Dijo que vio por primera vez a la pareja caminando por la playa con la hija y la nieta de ambos. Smith vio a la pareja en la playa, cerca del 4100 El Mar Drive, la saludó y seguió su camino.

Unos 20 minutos más tarde, Smith y su familia caminaban por la playa y pasaron por el mismo sitio cuando vieron a la mujer en el agua, de espaldas, cerca de la arena.

"Al principio, pensamos que estaba flotando. Cuando nos acercamos, vimos que tenía la cara negra y azul'', dijo Smith. El cadáver de la mujer terminó en la arena, dijo Smith said.

Por su parte, el hombre todavía estaba flotando en el agua. Cuando los rescatistas llegaron a la playa ayudaron a sacarlo del agua, dijo Smith. También él estaba muerto.

Era un matrimonio de Jamestown, Dakota del Norte, que trabajaba manejando camiones. Se habían hospedado el día anterior en un Holiday Inn, cerca del lugar donde perecieron, dijo el BSO.

En Hollywood, botes y helicópteros de las autoridades locales buscaron en horas de la tarde a un niño que desapareció después que él y un amigo se tiraron a nadar en aguas del Parque Estatal John U. Lloyd.

Poco antes de las 7 p.m., los dos saltaron al agua al norte de Dania Beach Boulevard cuando las fuertes corrientes los arrastraron, dijo el capitán Tony Rode, portavoz de la policía de Hollywood.

Muchas personas corrieron hasta el agua para tratar de sacar a los muchachos, pero algunos se vieron ellos mismos llevados por las corrientes, dijo Rode. Un niño logró ser sacado del agua y fue llevado de urgencia al centro Joe DiMaggio's Childrens Hospital en Hollywood donde fue atendido.

"El segundo chico, desafortunadamente nunca salió a la superficie'', dijo Rode.

El reportero independiente R.C. White contribuyó a este reportaje.

dmoskovitz@MiamiHerald.com

  Comentarios