Sur de la Florida

Sale de la cárcel Ken Jenne, ex jefe de la policía de Broward

Ken Jenne, ex jefe de la Policía de Broward, se prepara para salir del Centro de Detención Federal del centro de Miami diez meses y medio después de ser enviado a prisión por corrupción. Pero Jenne, de 61 años, no será exactamente un hombre libre. Debe pasar otro año sometido a la supervisión del gobierno federal.

El ex jefe de policía tiene planeado hablar públicamente, dijo su hijo, el representante estatal Evan Jenne, demócrata por Dania Beach.

"Tiene planes de hacerlo, pero no será al salir de prisión. Primero quiere llegar a casa'', dijo Evan Jenne, que planea recoger a su padre entre las 7 a.m. y el mediodía y regresar a su casa en Dania Beach. La esposa de Jenne, Caroline, y el resto de la familia están ansiosos por su regreso.

"Mi madre no hace más que esperar a mi padre. Todos estamos muy contentos'', dijo Evan Jenne.

Ken Jenne, que en algún momento llegó a ser el político más poderoso de Broward, se reintegrará a la sociedad después de haber pasado 318 noches tras las rejas. Dicen que está en forma y bronceado, pero enfrenta grandes cambios.

Como lo hallaron culpable de un delito, no tiene derecho a votar o a ocupar un cargo público, a no ser que le restituyan sus derechos civiles. Y no podrá ganarse la vida como abogado. En junio llegó a un acuerdo con el Colegio de Abogados de Florida para renunciar a la práctica del derecho por lo menos durante cinco años.

Pero eso no quiere decir que Jenne no tiene derecho a trabajar para un bufete de abogados. Y durante meses han circulado rumores de que Rothstein, Rosenfeldt Adler, de Fort Lauderdale, contratará a Jenne como cabildero.

Incluso Evan Jenne dice que su padre ha recibido "algunas ofertas de trabajo'', aunque desconoce sus planes. Sin embargo, no le sorprendería que se integre al bufete de abogados del presidente y director general Scott Rothstein, un hombre políticamente activo.

"Mi padre y Scott siempre se han llevado muy bien, aunque Scott es un republicano acérrimo y mi padre un demócrata intransigente'', dijo Evan Jenne. "Yo mismo he escuchado esos rumores. Tiene sentido''.

No fue posible contactar Rothstein para que comentara al respecto.

Los activos de Jenne se han reducido en años recientes, aunque mantiene la apelación por la pérdida de su pensión anual de $134,500, que durante décadas aumentó por su trabajo como fiscal, comisionado, senador estatal y jefe de la Policía de Broward.

El gobernador Lawton Chiles nombró a Jenne jefe de Policía en 1998 después de la muerte de Ron Cochran.

Los fiscales federales comenzaron a vigilar a Jenne en el 2005 después que la prensa informó de acuerdos privados de negocios de Jenne y de sus actividades de cabildeo a favor de una firma suministradora de la Policía de Broward propiedad de un partidario político suyo.

Jenne renunció al cargo en septiembre de 2007 y admitió haber recibido decenas de miles de dólares de suministradores de la Policía de Broward, mintió en su declaración de impuestos y abusó de la confianza del público.

Se mantuvo en el cargo durante casi 10 años. En contra de las objeciones de los fiscales que pedían una condena más larga, el juez federal de distrito William P. Dimitrouleas condenó a Jenne a un año y un día en prisión. La sentencia de más de un año permitió que Jenne recibiera una reducción automática de la condena, lo que redujo en casi dos meses su sentencia.

  Comentarios