Sur de la Florida

Nuevos mensajes en supuesta relación de Carvalho con ex reportera

Alberto Carvalho
Alberto Carvalho Miami Herald Staff

Nuevos correos electrónicos que aparecieron parecen implicar al nuevo superintendente Alberto Carvalho en un relación romántica con una ex reportera de The Miami Herald, sólo días antes de que la Junta Escolar vote sobre el contrato por $275,000 de Carvalho.

Carvalho, un administrador de escuelas con larga experiencia, ha reiteradamente negado el romance con la ex reportera de educación Tania deLuzuriaga, quien cubrió las escuelas de Miami-Dade desde octubre del 2006 hasta septiembre del 2007. Carvalho ha descrito la relación de amistosa pero profesional.

Sin embargo, nuevos correos electrónicos enviados anónimamente desde The Herald sugieren una relación más íntima. En uno de los textos del 18 de julio del 2007, que el distrito escolar no puede autentificar, Carvalho aparentemente le dice a deLuzuriaga: "Te amo y te extraño'', en respuesta a un mensaje de la reportera.

Un texto que parece enviado desde el BlackBerry de Carvalho el 20 de septiembre del 2007 reza: "Buenos días, amor''. El mensaje fue creado seis días después de que deLuzuriaga renunciara a su posición en The Herald para irse al Boston Globe.

Carvalho, de 44 años, hizo pública una declaración el lunes en la que calificó los más recientes mensajes de distracción y "ataque personal''. No hizo referencia directa a la autenticidad de los textos.

"La salida a la luz de emails supuestos antiguos correos electrónicos, más allá de su legitimidad, parece ser un ataque personal sin relevancia contra mi habilidad de dirigir el distrito hacia una estabilidad financiera'', aseguró Carvalho.

Los nuevos mensajes pudieran erosionar el apoyo a Carvalho entre los miembros de la Junta Escolar, quienes votaron 5 a 3 a favor del experimentado administrador para suceder a Rudy Crew como superintendente. La Junta tiene programado considerar la ratificación del contrato de Carvalho en una reunión el viernes.

El mes pasado, otros supuestos mensajes de deLuzuriaga a Carvalho fueron enviados anónimamente a reporteros y miembros de la Junta Escolar, incluyendo algunos con contenido sexual. En esa ocasión, Carvalho se reunió de manera privada con varios miembros de la Junta y les aseguró que no había tenido una relación amorosa con deLuzuriaga.

Cuando fue contactado por The Miami Herald ayer, siete de los nueve miembros de la Junta dijeron que los mensajes podrían ser un factor a la hora de decidir el contrato de Carvalho.

"La pregunta ahora es cómo él reacción. Es un tema que compete al carácter. Ese es el asunto que muchos de nosotros estamos sopesando'', declaró el presidente de la Junta, Agustín Barrera, quien apoyó la nominación de Carvalho a la posición de superintendente. "Si hizo algo indebido, tiene que asumir la responsabilidad''.

El miembro de la Junta Escolar Martin Karp, quien también apoyo a Carvalho el mes pasado, afirmó que tendría que "realmente haber pensado sobre'' los supuestos emails.

"Tengo que ver el hecho en todo su conjunto'', declaró. "Siempre tomo en cuenta la experiencia profesional de una persona y su integridad. Ambas son piezas importantes del rompecabezas''.

Ayer, el vocero del distrito escolar explicó que sólo se podían recuperar los mensajes que Carvalho había salvado, y que no se podían hallar ninguno de la cuenta privada del administrador, aunque de manera frecuente usó esa cuenta desde el BlackBerry del distrito. The Miami Herald solicitó todo el intercambio de mensajes de Carvalho con deLuzuriaga desde el 2007 en un pedido de récords públicos enviado hace tres semanas.

Casi todos los mensajes cuestionables entre Carvalho y la reportera fueron enviados a través de la cuenta privada de Carvalho. The Herald no pudo autentificar los mensajes enviados por deLuzuriaga porque frecuentemente uso una cuenta privada y el periódico no salva los mensajes viejos.

Sin embargo, los emails más recientes, como los que salieron a la luz el mes pasado, contienen detalles sobre la vida de deLuzuriaga, que les dan credibilidad.

Varios de los mensajes enviados a The Herald parecen incluir correspondencia entre deLuzuriaga y los editores del Boston Globe mientras solicitaba por un trabajo en el periódico. Esos textos fueron después enviados a Carvalho. Uno de ellos incluye detalles sobre los costos de mudarse a Boston y otro hace referencia a los salarios en The Globe. Los archivos incluyen un email enviado a deLuzuriaga por un editor de The Miami Herald.

DeLuzuriaga, de 27 años, renunció a su posición en The Globe el mes pasado. Mediante su abogado, deLuzuriaga declinó ayer hacer comentarios.

La semana pasada el distrito escolar reveló los récords de viajes de Carvalho: el administrador viajó con deLuzuriaga en un mismo vuelo de Delta Airlines de Fort Lauderdale a Orlando para una reunión del equipo especial de educación el 1ro. de junio del 2007. También compartieron el regreso en un vuelo de la misma aerolínea el 2 de junio. Deluzuriaga cubrió el encuentro para el periódico y citó a Carvalho en el artículo, una de las 24 notas en que lo mencionó.

Cuando los mensajes se hicieron públicos el mes pasado, Carvalho inicialmente dijo que parecían haber sido preparados para hacer parecer romántica una relación inocente. Carvalho ordenó una investigación al distrito escolar para determinar cómo los emails salieron a la luz, e insistió en que revelaría todos los mensajes para limpiar su nombre.

"Al final la verdad se impondrá'', afirmó a los reporteros cuando aceptó el puesto de superintendente el mes pasado.

Después Carvalho cambió de opinó y afirmó que los mensajes podían ser auténticos, porque contenían detalles de historias que deLuzuriaga había escrito.

En entrevistas el mes pasado, Carvalho aseguró que no recordaba haber recibido los mensajes más explícitos y que quizás los había borrado sin leerlo. No obstante, una serie de emails parecen mostrar respuestas de Carvalho desde su BlackBerry.

  Comentarios