Sur de la Florida

Temen que se elimine proceso a favor de inmigrantes

Michael B. Mukasey
Michael B. Mukasey AFP/Getty Images

Entre las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes existe el temor de que se elimine la posibilidad de que las personas con orden de deportación puedan solicitar la reapertura de sus procesos, cuando la razón por la que perdieron su caso pueda atribuirse a una mala representación legal y equivocaciones del abogado.

El secretario de Justicia, Michael Mukasey, cuestionó en una orden reciente si la regla que por años ha protegido a los inmigrantes tiene base legal, cuando pregunta: "¿Existe algún derecho constitucional de efectiva asistencia legal de los abogados en procedimientos que se realizan frente a un juez de inmigracion o la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA)?".

El funcionario se pregunta además si él puede modificar los requisitos de reapertura, tales como pedirles a los inmigrantes que presenten cartas, evidencias u otros documentos que demuestren que el abogado "violó responsabilidades éticas y legales''.

En la orden que emitió en agosto pasado y cuyo período de comentario público expiró el 6 de octubre, el secretario de Justicia hace un total de cuatro preguntas sobre la regla que por años les ha dado a los inmigrantes una última oportunidad antes de la deportación.

"Si elimina la regla, los inmigrantes no tendrán derecho a un proceso legal justo'', dijo Lee Gelernt, subdirector del Immigrants' Right Project que pertenece a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

Aunque el Departamento de Justicia, según Gelernt, ha propuesto nuevas regulaciones para castigar a los abogados incompetentes, éstas "no sustituyen'' el derecho de los inmigrantes de tener representación legal de otro abogado.

"Castigar al abogado no cambiará el hecho de que la persona está en camino de ser deportada'', agregó el activista.

El Nuevo Herald contactó al Departamento de Justicia para preguntar cuándo es que el secretario Mukasey tomará una decisión, pero no obtuvo respuesta.

En una carta fechada el 6 de octubre, la ACLU le dice al alto funcionario: "no creemos que el secretario de Justicia deba reconsiderar este tema de ninguna manera''.

En el 2003, la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) reconsideró el asunto y decidió no cambiar la regla, "aceptando que se trata de un derecho fundamental de los inmigrantes el obtener una nueva audiencia cuando los abogados son los que han cometido fallas'', agrega la misiva.

La American Bar Association se dirigió al Mukasey y le explicó que muchos inmigrantes no conocen las leyes y son "vulnerables al engaño'' de parte de personas que no están autorizadas para practicar las leyes o abogados que no están familiarizados con la compleja legislación inmigratoria.

"Consideramos que el derecho de tener adecuada representación legal en asuntos de inmigración es de suma importancia... apoyamos todos los esfuerzos que les aseguren esos derechos a los inmigrantes...", indica ABA en comunicado enviado a Mukasey.

Varias firmas de abogados y organizaciones proinmigrantes también han enviado cartas al secretario de Justicia, advirtiéndole sobre las negativas consecuencias en el sistema legal inmigratorio.

Por otra parte, se han quejado del poco tiempo que, según ellos, el secretario Mukasey les dio para que sometieran sus comentarios y solicitaron un plazo hasta el 15 de noviembre, pero el funcionario sólo lo extendió hasta el 6 de octubre.

"Este asunto es de extrema importancia ... la complejidad y sorpresa en su naturaleza, de las preguntas que usted hizo, demanda seria consideración por parte de las organizaciones y otros grupos interesados'', señala un comunicado firmado por más de 30 organizaciones.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comentarios