Sur de la Florida

Bush se despide de los cubanos de Miami

El presidente George W. Bush dijo el viernes que la política estadounidense de embargo a Cuba debe mantenerse sin cambios hasta que el gobierno de la isla permita la libre expresión y libere a los presos políticos, en una simbólica despedida que le celebró el exilio cubano en Miami.

Bush dijo que su gobierno mantuvo una política clara con Cuba: "Cambiaremos la estrategia del embargo sólo cuando el gobierno de Cuba permita a su población expresarse libremente (...) y libere a los presos de conciencia de las cárceles'', enfatizó el mandatario.

El mandatario recordó que conoció a los líderes del exilio cubano de Miami "ocho años atrás, cuando estaba en campaña a la presidencia'', y les agradeció el trabajo conjunto durante sus dos gestiones "con un objetivo en mente: la libertad de Cuba''.

Cerca de un millón de cubanos-estadounidenses viven en Florida. De ellos, la inmensa mayoría, unos 800.000 en la zona de Miami y alrededores.

Estudios recientes de la Universidad de Miami (UM) reflejan que casi un 70% de los cubanos se identifican como republicanos, aunque cuestionan la continuidad de las políticas de Estados Unidos hacia Cuba, en especial un endurecimiento del embargo, que restringió fuertemente el envío de remesas y los viajes familiares a la isla.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios