Sur de la Florida

Préstamos fáciles para comprar autos, cosa del pasado

Si su crédito no es perfecto, le deseamos buena suerte a la hora de conseguir un préstamo para un automóvil en el sur de la Florida.

Al igual que las hipotecas y los préstamos para negocios, los préstamos para comprar y arrendar autos han mermado mucho mientras el paralizado mercado crediticio espera los efectos del plan de rescate financiero de $700,000 millones anunciado por el gobierno. Tanto los clientes como los concesionarios de autos se están viendo apretados.

Normalmente durante una merma en el negocio de los automóviles, los concesionarios prácticamente regalan los vehículos, tentando a los compradores con incentivos como no pagar entrada, dar miles de dólares en descuentos y ofrecer tasas de interés subsidiadas, entre otros.

Pero la actual situación es diferente. Debido a la crisis del crédito, inclusive los que que quieren comprar un auto están teniendo problemas para conseguir un préstamo.

"Realmente está afectando a todo el mundo'', dijo Jesse Toprak, un analista en la página de internet de autos Edmunds.com.

Los prestamistas se han vuelto especialmente estrictos en estados como la Florida que también están sufriendo una recesión en la construcción de viviendas. Dicen que lo más probable es que los prestatarios, muchos de los cuales ya están luchando con las hipotecas y otros pagos, se demoren en pagar o no puedan hacerlo. Eso hace que los prestamistas hagan más estrictos sus estándares.

El efecto es particularmente agudo para los que tienen un crédito vacilante. Hace un año, los préstamos para vehículos de siete de los 10 llamadas clientes de alto riesgo en la Florida eran aprobados, según la firma CNW Research. Este año, menos de dos de cada 10 lo son.

La dificultad en obtener préstamos ha contribuido a disminuciones sin precedentes en las ventas de autos, una tendencia que los analistas de J.D. Power and Associates dicen va a continuar hasta bien entrado el año que viene. Las ventas de autos, camiones y furgonetas nuevas en Estados Unidos bajaron 27 por ciento el mes pasado en comparación con el mismo mes hace un año.

Toyota ha tratado de estimular las ventas con financiamiento de cero por ciento y General Motors piensa ofrecer descuentos de hasta $7,000.

Entre la crisis del crédito y los lotes llenos de vehículos todo terreno, voraces consumidoras de gasolina, los concesionarios de autos están afrontando una dura lucha. Es probable que, por lo menos, 700 de ellos --alrededor del 2 por ciento de los concesionarios del país-- tengan que cerrar este año, según reportes de la Asociación Nacional de Concesionarios de Automóviles.

Para los que quieran comprar vehículos, los prestamistas están pidiendo mayores entradas para aprobar un préstamo. Si usted no tiene una cantidad apreciable para la entrada, las posibilidades de que le concedan un crédito son mínimas.

Así que potenciales compradores se encuentran luchando por conseguir más efectivo para la entrada o simplemente renunciando a la compra.

O, como dice Lee Yanes, se están volviendo creativos.

Yanes ha decidido sumarse al 66 por ciento de los consumidores americanos que no financian sus vehículos.

Analista de sistemas de 37 años, natural de South Miami, Yanes había decidido comprar un auto desde hacía meses. Pero ante la crisis de Wall Street desistió de tratar de conseguir un buen préstamo y empezó a navegar la Web en busca de vehículos de uso.

"Para mi, esa es la mejor opción'', dijo. "Hay que considerar el precio de la gasolina, del seguro y del resto de esta economía. Tratar de encontrar un préstamo encima de todo eso es simplemente ridículo''.

El espera comprar un Chevy Tahoe de uso por unos $5,000 en efectivo. Mientras tanto, da vueltas bajo los inconstantes cielos del sur de la Florida en un Jeep sin techo de los 80.

"Esta mañana, estaba lloviendo camino del trabajo así que me empapé''', dijo Yanes el jueves. "Tengo que encontrar algún tipo de transporte que me sea económico''.

Conseguir un préstamo para un vehículo es mucho más difícil que hace un año, aunque no imposible para personas con excelente crédito. (Un nivel de crédito por encima de 680 es considerado excelente, aunque en este ambiente algunos prestamistas están pidiendo por encima de 700.)

Hasta ahora en este año se han aprobado alrededor del 79 por ciento de las solicitudes de préstamos para autos de consumidores de la Florida con excelente crédito, una disminución en relación con el 87 por ciento del año pasado. Pero, como promedio, hubo que buscar lospréstamos entre cuatro instituciones de préstamo antes de conseguir una aprobación, en comparación con sólo dos el año pasado, según CNW Research en Oregon.

"Si los consumidores tienen buen crédito, van a conseguir financiamiento, pero va a ser un poco más caro y va a requerir una entrada'', dijo Paul Monarch, vicepresidente de finanzas y seguro de AutoNation, el mayor distribuidor de autos del país, radicado en Fort Lauderdale.

Es todavía peor para personas con bajo crédito (por debajo de 580 es considerado bajo), que están obligadas a hacer mayores entradas y aceptar tasas de interés cercanas a los 20, si las encuentran.

AutoNation dijo que estos préstamos sólo fueron aprobados en la mitad de los casos que el año pasado. Este año, sólo uno de cada 10 es aprobado, dijo la compañía.

Y para que una persona con un crédito no excelente pueda conseguir un préstamo requirió demandarlo de siete instituciones, en comparación con cuatro el año pasado, según CNW.

Hace un año, cuando los requerimientos para los préstamos eran menores, los compradores podían llevarse un auto sin entrada. Ya no es así.

Los prestamistas quieren que los compradores paguen, como mínimo, el 10 por ciento del precio de compra antes de poder coger las llaves, dijo Monarch. En JPMorgan Chase, la unidad de finanzas del banco está pidiendo entradas más grandes así como más documentación antes de aprobar un préstamo.

Los clientes también afrontan un cuadro más difícil para el arrendamiento, en la medida en que los concesionarios rebajan sus programas. Chrysler dejó de hacer arrendamientos en agosto.

Aunque se pueden encontrar buenos negocios --los vehículos todo terrreno están especialmente desvalorados actualmente-- hasta los préstamos para autos de uso están difíciles, dijo Toprak, el analista de Edmunds.com. La razón es que los concesionarios de autos de uso no tienen acceso a las compañías financieras de los grandes fabricantes.

"Eso deja al consumidor teniendo que acudir a un banco independiente para un préstamo y hay un riesgo muy grande de que el banco no quiera su negocio'', dijo Toprak.

Si la gente está comprando autos de uso no lo están haciendo en el lote de Franco Campagna en North Miami.

En un almacén en la West Dixie Highway, Campagna tiene 10 autos que ha comprado en subastas. Pone anuncios en Craigslist.com y en AutoTrader.com. Generalmente vende unos ocho vehículos al mes, dijo. Recientemente, sin embargo, tiene suerte si logra vender uno.

"Generalmente podía encontrar un préstamo para prácticamente cualquiera, bien a través de la internet o con uno de mis contactos'', dijo Campagna mientras pulía un Volkswagen del 1995 que está vendiendo en $4,000. "Pero hasta eso ya no está funcionando. Así que terminé bajando los precios y diciéndole a la gente que traiga efectivo''.

Marc Cannon, portavoz de AutoNation, dijo que la compañía espera que el reciente paquete de rescate de Wall Street mejore la situación de los mercados de crédito y haga bajar los intereses en los préstamos para autos.

Campagna confía en que las cosas empiecen a mejorar pronto.

"Estoy usando el poco de dinero que gano todos los meses para cubrir mi alquiler aquí, y a mis clientes les pasa por el estilo'', dijo Campagna. "Las cosas no pueden seguir así eternamente''.

ebenn@MiamiHerald.com

  Comentarios