Sur de la Florida

Annette Taddeo: novata demócrata busca dar una sorpresa

Annette Taddeo
Annette Taddeo EL NUEVO HERALD

Annette Taddeo estaba administrando su negocio de traducciones y criando a su hija de 9 meses en abril del año pasado cuando recibió una llamada telefónica que acabó por llevarla a la política.

Un asesor político estaba preparando una encuesta y le preguntó a Taddeo si consideraría postularse contra la representante federal republicana Ileana Ros-Lehtinen.

Taddeo, de 41 años y candidata novata, siempre se vio aspirando a un cargo público, algún cargo importante, no en un concejo local. De modo que la proposición tenía sentido.

"Soy mujer, hispana y judía'', afirmó ante un grupo de personas mayores de Miami Beach durante la campaña en el verano, provocando risas: "Tengo mucho que aportar''.

Lo que le falta es ser conocida, a diferencia de Ros-Lehtinen, quien, según los observadores, está muy bien afianzada en su escaño del Distrito 18, que abarca una diversa y amplia franja que incluye Miami Beach, La Pequeña Habana, Pinecrest y Cayo Hueso.

Pero la campaña de Taddeo espera que catalogar a Ros-Lehtinen como ciega seguidora del presidente George W. Bush y vincularla a los hermanos Lincoln Diaz-Balart y Mario Diaz-Balart, quienes enfrentan una fuerte competencia estas elecciones, podría abrirle un espacio y superar a Ros-Lehtinen.

Taddeo ha ganado algún terreno pero está rezagada 10 puntos, según las encuestas de WSCV-Telemundo 51 y el blog de tendencia izquierdista DailyKos. En los resultados de una encuesta revelados la semana pasada por WLTV-Univisión 23, Ros-Lehtinen aparece con una ventaja de 52 a 27 por ciento, y 21 por ciento de los votantes se mostró indeciso.

Pero la campaña de Taddeo dice que sus cifras internas muestran que, aunque una mayoría de los votantes todavía favorece a Ros-Lehtinen, ese respaldo baja cuando los votantes escuchan más detalles de su historial. La campaña de Taddeo comenzó a transmitir anuncios en televisión y radio antes que Ros-Lehtinen para recalcar esos antecedentes, como uno que pone las caras de Bush y de Ros-Lehtinen una junto a la otra asintiendo al mismo tiempo, como "dos guisantes de la misma vaina''.

Taddeo ha recaudado aproximadamente la mitad que Ros-Lehtinen. La candidata se prestó a sí misma $350,000 de los $718,912 que reportó hasta el 6 de agosto. La mayoría de sus contribuyentes han sido retirados, abogados, bufetes y comités de acción política demócratas, según el Center for Responsive Politics.

Lo mismo que otros aspirantes demócratas del sur de la Florida, Taddeo ha criticado a Ros-Lehtinen por concentrarse demasiado en Cuba y respaldar límites y restricciones más estrictos a los viajes familiares y envíos de dinero a la isla. Taddeo también ha tratado de vincular a Ros-Lehtinen con Wall Street y grupos de interés especial, en particular después de la crisis financiera.

Taddeo nació con una fisura en el labio superior que requirió 19 operaciones y ha criticado especialmente que Ros-Lehtinen votó contra la ampliación del Programa Estatal de Seguro Médico Infantil (S-CHIP) y respaldó la guerra de Irak. Afirma que esas votaciones fueron las que la impulsaron a postularse y añade que el S-CHIP sería su máxima prioridad si la eligen, además de crear empleos.

Otra fuerza que mueve su candidatura es la decisión del Congreso de reducir la latitud de una ley que exigía que 5 por ciento de los contratos del gobierno se asignaran a empresas propiedad de mujeres.

El tópico tal vez no sea una plataforma de campaña atractiva, pero Taddeo, que durante años ha ejercido en las directivas de varias organizaciones nacionales de pequeños negocios, como Women Impacting Public Policy, se siente más aludida y más en su elemento al discutir los altibajos de ser empresaria.

Fundó su pequeña compañía de traducciones y clases privadas, LanguageSpeak, viviendo en un remolque con sus padres, después que el huracán Andrew destrozó la casa en Saga Bay, donde vivía con sus padres en 1992. La compañía se hizo cargo de las traducciones durante la conferencia de la Zona de Libre Comercio de las Américas en el 2003.

En grupos empresariales que ha encabezado, Taddeo ha aumentado las cifras y la diversidad de los miembros y supervisado los detalles y problemas de crecimiento, según amistades y colegas que la conocen desde hace años.

"Son empresarias de mucho éxito, todos personalidades tipo ‘A' '', dice Rebecca Boenigk, una republicana que trabajó con Taddeo en el Women's Business Enterprise Council y ha donado a su campaña. "Uno tiene que ser muy efectivo para que ese grupo vaya en la misma dirección y al mismo tiempo''.

Incluso antes del reciente rescate financiero, Taddeo dijo que solicitaría un puesto en la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara si la eligen, para lidiar con el sector bancario y facilitar que las pequeñas empresas reciban préstamos y seguro médico.

También tiene en la mirilla la Comisión de Asuntos Exteriores, una opción menos sorprendente, en parte porque Ros-Lehtinen, la primera cubanoamericana en el Congreso, lo integra, y en parte porque la opinión mundial de Taddeo es consecuencia de su nacimiento en crianza en Barrancabermeja, una zona petrolera de Colombia.

Anthony, el padre de Taddeo, nacido en New Jersey y veterano de la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Corea, tenía una academia de helicópteros en Barrancabermeja y allí conoció a Elizabeth, la madre de Annette.

Taddeo cuenta que vivió la turbulencia de Colombia, como una vez que un maestro dejó de ir a la escuela y después se supo que era miembro del ya desaparecido grupo guerrillero M-19.

Y el día en que su padre estaba en el rancho de la familia y lo capturaron miembros de las FARC. El se las arregló para convencerlos de que no lo secuestraran, pero ella dice que la experiencia la hizo más agresiva en materia de seguridad nacional que otros demócratas, entre ellos el propio Barack Obama.

"Soy mucho más conservadora en el tema del terrorismo'', dice. "Yo lo he vivido. Llegaron a infiltrarse en todos los aspectos de la vida. Todo se volvió muy inquietante''.

También difiere con su partido sobre el acuerdo de libre comercio con Colombia --ella lo apoya-- y critica lo que han logrado los demócratas desde que se convirtieron en mayoría en el Congreso en el 2006.

"No diría que han tenido éxito'', dice, y agrega que debieron haberse enfrentado más al Presidente. "Nos han decepcionado a muchos''.

El roce de su padre con el peligro hizo que la enviaran a vivir en Huntsville, Alabama, con amistades de la familia. Allí cursó su último año de secundaria y después de graduó de la Universidad del Norte del Alabama.

Durante sus estudios superiores Taddeo organizó su primera campaña para los consejos estudiantiles. Dice que la mañana de las elecciones encontró que el afiche suyo que decía ‘‘Annette Taddeo para secretaria'' alguien lo había tachado y habían escrito "Annette Taddeo para la deportación''.

"Nunca me vi como una extraña tanto como ese día'', dice.

Como nunca se ha postulado a otro cargo, Taddeo no es exactamente una política experta, aunque tiene en su sala fotos con la senadora Hillary Clinton, el ex gobernador de la Florida Jeb Bush y la ex magistrada del Tribunal Supremo Sandra Day O'Connor.

La experiencia de Taddeo en política demócrata se limita a ser miembro del Concilio Empresarial del Comité Nacional Demócrata y copresidenta de la organización Businesswomen for John Kerry. Taddeo se convirtió al judaísmo cuando tenía algo más de 20 años y fue con su esposo, el doctor Eric Goldstein, recaudadora de fondos para la campaña presidencial del senador Bill Bradley en el 2000.

Pero descarta cualquier insinuación de que sus posibilidades de ganar son pocas o que simplemente se postula como demócrata para que su nombre esté en la boleta.

"No me estoy sacrificando por nadie'', dice.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios