Sur de la Florida

El voto hispano podría ser decisivo en noviembre

UN GRUPO de voluntarios insta a los nuevos ciudadanos a registrarse para votar, tras una ceremonia 
de naturalización realizada el mes pasado en Miami.
UN GRUPO de voluntarios insta a los nuevos ciudadanos a registrarse para votar, tras una ceremonia de naturalización realizada el mes pasado en Miami. AP

Un nuevo estudio publicado el martes reveló que el voto de los hispanos e inmigrantes podría decidir el destino de las elecciones presidenciales del 2008.

El reporte titulado "El Poder de los Inmigrantes y el Voto Latino'' fue realizado por America's Voice, una organización proinmigrante sin fines de lucro con sede en Washington.

"Nuestro análisis muestra que el electorado latino e inmigrante está creciendo, se está movilizando y está fuertemente influenciado por el debate inmigratorio'', dijo Frank Sherry, director de America's Voice.

El activista indicó que tanto el republicano John McCain como el demócrata Barack Obama entienden claramente la importancia de este grupo de votantes, y la prueba es "la guerra de avisos publicitarios'' en español que se han visto y escuchado en los estados de Colorado, Nuevo México, Nevada y la Florida, donde abordan el tema.

Pero lo hacen de "manera muy superficial'', indicó Audrey Singer, experta en inmigración y miembro del Brookings Institution Metropolitan Policy Program, en Washington.

"Ninguno de los dos ha dicho lo que va a hacer o cómo va a resolver el problema de los indocumentados. Con esos avisos en español, están tratando de demostrar quién está más al lado de los latinos, sin explicar la forma en que van a enfrentar la situación'', recalcó Singer.

La experta señaló que la razón de evitar tocar el tema a profundidad, y hacerlo únicamente en español, se debe en parte a que la reforma inmigratoria fue un fracaso en el Congreso el año pasado y básicamente ambos candidatos tienen más o menos la misma postura con respecto a la inmigración.

Ambos, con algunas diferencias, apoyan la reforma y hacen avisos en español pero evitan dar detalles "sobre una reforma que es complicada, se ha polarizado, politizado y crea mucha emotividad entre opositores y simpatizantes'', dijo Singer.

Por otra parte, el estudio compara la influencia del voto hispano en las elecciones del 2000 y del 2004.

Según Sharry, en el 2004 los votantes latinos ayudaron a George W. Bush a ganar la reelección.

El estudio asegura que el presidente obtuvo el 48 por ciento del voto de los hispanos nacidos en el exterior, mientras su respaldo aumentó de 35 por ciento en el 2000 a 40 por ciento en el 2004 entre la población hispana en general.

"Este cambio brusco en la tendencia de los votos a favor de Bush, debido al apoyo de una amplia reforma inmigratoria, lo ayudó a ganar en la Florida y en los estados del suroeste. La pregunta este año es: ¿Hacia dónde se dirigirá este grupo de votantes?", dijo Sherry.

El apartado dentro del estudio titulado: "El gigante durmiente está despierto y consciente'', destaca que en el 2006 "millones de inmigrantes'' tomaron las calles para protestar por un proyecto de ley de deportación que estaba en el Congreso, al tiempo que exigieron la reforma inmigratoria. Todo eso los "motivó a solicitar la ciudadanía en números récord''.

Y ahora en el 2008, se ha formado "una formidable fuerza del voto latino'', conformado por antiguos ciudadanos y por los hijos y los nietos de los inmigrantes que alcanzaron la edad del voto.

El estudio de America's Voice cita al experto de la Universidad de Washington, el politólogo Matt Barreto, quien ha pronosticado que la participación de los votantes latinos en el 2008 será de 9 millones, comparado con los 7.6 millones del 2004.

Otro componente son las campañas de inscripción realizadas por varias instituciones no gubernamentales. Por ejemplo, señala el estudio, la organización We are America Alliance (WAAA) está en el proceso de inscribir a 500,000 nuevos ciudadanos, y tiene como meta movilizar a un millón de votantes el día de la elección.

Finalmente, el reporte indica que en el 2008 los votantes latinos representan el 5 por ciento de todo el electorado y que, de ese grupo, la mitad son nacidos en el extranjero y tienen el español como su primer idioma, convirtiéndose en un segmento que "de forma significativa ha llamado la atención de los dos candidatos''.

Este grupo justifica los anuncios publicitarios en español y el tema de la inmigración, pero ‘‘será interesante ver cómo votarán en las elecciones de noviembre'', concluyó el reporte.

kerodriguez@elnuevoherald.com

  Comentarios