Sur de la Florida

Grupos del exilio denuncian mayor represión en Cuba

UN GRUPO de organizaciones del exilio denunció el aumento de la represión en Cuba. En la foto, 
Silvia Iriondo (centro) habla por teléfono con la madre de Julián Antonio Monés, detenido el 30 de 
septiembre en la isla.
UN GRUPO de organizaciones del exilio denunció el aumento de la represión en Cuba. En la foto, Silvia Iriondo (centro) habla por teléfono con la madre de Julián Antonio Monés, detenido el 30 de septiembre en la isla. El Nuevo Herald

Los grupos anticastristas en Miami que patrocinan la campaña democrática "Yo No Coopero con la Dictadura'' denunciaron el miércoles un aumento en los actos de hostigamiento y las detenciones en contra de opositores en la isla, especialmente tras el paso de los huracanes Ike y Gustav.

En una misiva hecha pública, los exiliados exhortaron a organismos internacionales de derechos humanos y gobiernos democráticos de todo el mundo a rechazar las violaciones a los derechos humanos e interceder eficazmente para frenar la persecución contra quienes abogan por la democracia, como el activista Julián Antonio Monés Borrero, presidente del movimiento "Miguel Valdés Tamayo''.

Monés fue detenido el 30 de septiembre tras solidarizarse con un grupo de jóvenes opositores de Guantánamo y criticar la falta de asistencia humanitaria en la ciudad de Baracoa, provincia oriental de Holguín, una región severamente afectada por el impacto de los ciclones.

"Monés levantó su voz para señalar los abusos que se cometen, tal como lo ha venido haciendo durante años. Esto le ha valido una acusación por un falso cargo de atentado contra la autoridad'', dijo Janissete Rivero, portavoz del Directorio Democrático, en una conferencia de prensa realizada en las oficinas de la agrupación M.A.R. por Cuba, con sede en Miami.

El disidente se declaró en huelga de hambre el mismo día de su captura y recientemente fue trasladado del Combinado del Este al Hospital Provincial de Guantánamo, debido a serias complicaciones de salud, según información recopilada por los exiliados.

La carta pública solicitando el cese de la represión en la isla y la libertad incodicional de Monés lleva la firma de grupos como Plantados hasta la Libertad y Democracia en Cuba, Directorio Democrático Cubano, Municipios de Cuba en el exilio, y M.A.R. por Cuba.

"Es importante que se hagan estas denuncias para que en el mundo se conozca la situación de los activistas y opositores de la disidencia interna'', dijo Yolanda Huerga, representante del colectivo opositor Damas de Blanco, que también se unió al manifiesto.

En la rueda de prensa los organizadores hicieron contacto telefónico con la madre de Monés, Caridad Ferrera, de 84 años, y el activista de Baracoa, Rodolfo Bartelemí Cobas. Ambos fustigaron la actitud represiva del gobierno y calificaron de injusto el arresto del disidente.

La campaña "Yo No Coopero con la Dictadura'' fue lanzada en julio del 2006 para promover la desobediencia civil en la isla y cuenta con el respaldo de unas 40 organizaciones dentro y fuera de Cuba.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comentarios