Sur de la Florida

Destinado a la cárcel anciano que vendía tierras de los Everglades

Dudley Cohn por fin se encamina a la cárcel por una estafa clásica en la Florida: la venta de tierras pantanosas de los Everglades a compradores ingenuos.

Cohn, de 77 años, se ha pasado décadas vendiendo tierra de una lejana zona occidental de Miami-Dade, mientras los fiscales demoraron casi el mismo tiempo tratando de capturarlo y condenarlo por ello.

Dos veces fue acusado y dos absuelto en relación con la estafa, pero una corte de apelaciones declaró nula su última absolución el miércoles. La inusual decisión pudiera traducirse en una sentencia de 30 años para el septuagenario.

Cohn, del condado Hernando, fue acusado por primera vez de venta fraudulenta de parcelas de los Everglades en 1982, pero un juez lo declaró inocente después de escuchar una conversación entre él y un comprador que la policía grabó ilegalmente, según Ed Carhart, abogado de Cohn.

Por lo tanto, Cohn se reintegró a su trabajo, dijeron los fiscales.

En 2004, Cohn volvió a ser arrestado acusado de vender parcelas de uno y un cuarto acres a 10 personas diferentes. La tierra se encontraba en una zona que debía añadirse a los Everglades, pero Cohn no les dijo nada a los compradores, sino les mostró un mapa de la zona en que aparecían proyectos de carreteras.

Tampoco les habló de la existencia de ciertas restricciones que solo permitían una casa cada 40 acres. Cuando los compradores le pedían ver las tierras, Cohn se excusaba con el pretexto de que había cerdos salvajes en los alrededores.

En el 2006, un jurado condenó a Cohn por fraude, pero Robert Deehl, juez de circuito, invalidó la condena, una decisión poco vista en un caso de derecho penal. Carhart argumentó que los compradores sabían que las tierras eran pantanosas.

“En este caso, algunos de los compradores ocuparon las tierras durante 10 ó 12 años, hasta que el gobierno se las quitó y les ofreció menos de lo que habían pagado por ella”, dijo. “

“La expansión afectó a 10,000 propietarios”, añadió. “”Los grandes propietarios siguen objetando el precio del gobierno”.

Deehl estuvo de acuerdo y dictaminó que los compradores podían interponer demanda civil, ya que no se probó que había existido dolo.

La oficina del procurador general de Florida apeló la decisión de Deehl argumentando que Cohn había alterado los documentos que hacían referencia a zonas pantanosas, los cuales, según la ley, está obligado a entregar a los compradores. Las alteraciones eran una prueba de que Cohn realizaba una venta fraudulenta.

La Corte de Apelaciones del Tercer Distrito determinó por unanimidad que el caso fuera devuelto para dictar sentencia.

  Comentarios