Sur de la Florida

UM prueba técnica para curar corazón con células madre

El doctor Alan Heldman explica el procedimiento para la implantación de una válvula aórtica sin necesidad de realizar una operación de corazón abierto.
El doctor Alan Heldman explica el procedimiento para la implantación de una válvula aórtica sin necesidad de realizar una operación de corazón abierto.

Por primera vez en Estados Unidos, médicos de la Universidad de Miami han inyectado células madre en el corazón de un paciente a través de un catéter en vez de mediante una cirugía de corazón abierto.

De ser exitoso, el procedimiento podría simplificar mucho los tratamientos de reconstrucción luego de un ataque al corazón, así como hacerlos mucho más accesibles y baratas, posiblemente reemplazando la cirugía de corazón abierto y los trasplantes de corazón por un procedimiento extrahospitalario, dijo el doctor Joshua M. Hare, el cardiólogo que realizó el procedimiento.

"Por supuesto, las células madre tienen que funcionar'', dijo Hare.

En ensayos tempranos, las células han funcionado en animales pero hace falta ensayarlas en seres humanos. Esa prueba y la requerida aprobación de la FDA se demoraría por lo menos cinco años, dijo Hare, que es jefe de la división cardiovascular y director del Instituto Interdisciplinario de Células Madre en la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami.

Sentado en una silla de su cuarto del hospital el viernes, el paciente Max S. Eaton, de 66 años, lucía muy animado.

"No quiero ser famoso'', dijo. "Sólo quiero estar saludable''.

Eaton, de Lauderdale-by-the-Sea, tuvo un ataque al corazón hace ocho años y empezó a sentirse corto de aliento recientemente. Una hora después de la operación el jueves, estaba despierto y cenando, dijeron los doctores.

El cardiólogo Alan W. Heldman utilizó una larga aguja para extraer médula ósea de la cadera de Eaton, y luego inyectarle las células embrionarias en el corazón a través de un catéter. El catéter, similar al usado en angioplastias o reparaciones del válvulas del corazón, tiene un diminuto alambre en forma de tirabuzón en la punta.

Heldman hizo una incisión en la ingle e introdujo el catéter por la aorta hasta el corazón, luego lo dirigió hacia el ventrículo izquierdo y dentro del tejido cicatrizado provocado por el viejo ataque al corazón. Inyectó las células embrionarias en 10 lugares distintos del área.

"Usted lo dirige con la ayuda de los Rayos X, y lo atornilla directamente en el músculo del corazón', dijo Heldman.

Las células utilizada eran células mononucleares de la médula ósea. No son las controversiales células madres embrionarias, sino células adultas inmaduras que se cree pueden dividirse o diferenciarse en nuevo tejido cardiaco una vez que lleguen a la zona dañada del corazón. Otras teoría plantean que estimulan el crecimiento de los glóbulos rojos dentro del corazón.

"Esta es una de las cosas que hemos tratado de aprender en el estudio'', dijo Heldman, jefe clínico de la División Cardiovacular en la Escuela de Medicina de la UM.

Eaton es el primero de ocho pacientes que van a recibir las células madres mononucleares en un ensayo previo a la prueba total destinada a comprobar la seguridad del procedimiento. El ensayo total empezará poco después.

Sesenta pacientes participarán en el gran estudio. Algunos recibirán las células mononucleares, otros recibirán células madres adultas inmaduras que son consideradas mejores para la diferenciación. Otros recibirán placebos.

Hare y Heldman han usado la técnica éxitosamemte en pruebas con animales. Se está ensayando en un puñado de pacientes en Argentina, sin que se haya llegado a conclusiones.

Eaton, se propuso como voluntario para el estudio tras leer sobre el mismo en la Internet.

"Tuve un ataque al corazón hace ocho años, y recientemente me he estado volviendo a sentir mal''', dijo.

En abril, en un estudio relacionado, Hare y Heldman inyectaron células madres directamente en el corazón de un paciente de Miami que estaba pasando por cirugía pecho abierto. Esperaban que el nuevo procedimiento de catéter pudiera reemplazar la cirugía a pecho abierto.

Heldman considera la investigación como una posible gran apertura.

"Cuando estaba en la escuela de Medicina, nos enseñaban que cuando el corazón tenía una cicatriz producto de un ataque cardíaco eso era irreversible'', dijo Heldman. "En los últimos cinco años hemos empezado a creer en la regenerción''.

ftasker@MiamiHerald.com

  Comentarios