Sur de la Florida

Obama y McCain lanzan ofensiva final en la Florida

Tratando de llevarse lo máximo del tesoro de votos electorales de la Florida, los candidatos de ambos partidos recorrieron el miércoles el estado con un sentido de urgencia típico de los días finales de una campaña presidencial que ya ha generado un récord de electores adelantados.

El demócrata Barack Obama ha estado ganando terreno en Ohio, Colorado, Virginia y Nevada --todos ganados por el presidente Bush en el 2004-- obligando al republicano John McCain a centrar cada vez más su esperanza en la Florida.

"El 4 de noviembre tenemos que ganar la Florida, y vamos a ganar aquí'', dijo McCain el miércoles por la mañana en Everglades Lumber, en Miami, donde se reunieron unas mil personas.

Al otro lado de la frontera con Broward, en Sunrise, Obama se dirigió a unas 20,000 personas en el BankAtlantic Center, donde muchos no se sentaron ni un momento. "Tengo dos palabras para ustedes. Seis días'', dijo Obama, arrancando una ovación de los presentes.

El mitin de Obama fue televisado a todo el país al final de s comercial de 30 minutos y en un hotel cercano se grabó una entrevista para el The Daily Show del canal Comedy Central.

La caldeada batalla electoral ha generado anuncios políticos afinados exclusivamente para los electores de la Florida, donde el ex senador Bob Graham alabó en la radio el plan fiscal de Obama y el gobernador Charlie Crist esperaba presentarse en un anuncio de televisión a beneficio de McCain.

Una encuesta de CNN/TIME dada a conocer el miércoles indicó que Obama lleva la delantera por cuatro puntos porcentuales en la Florida, mientras que un muestreo de la Universidad Quinnipiac indica que la carrera está demasiado pareja para declarar a alguien en la delantera. Esa encuesta mostró que la carrera se hizo más cerrada en los últimos días y el encuestador Peter Brown dijo que "el tiempo se acaba''.

El Partido Demócrata avanza hacia el 4 de noviembre con una ventaja en votos adelantados de 166,311.

En un estado afectado seriamente por el desempleo y las ejecuciones hipotecarias, los candidatos centraron sus mensajes en revivir la economía.

McCain le dijo a la multitud en el almacén maderero de Miami que su opositor demócrata quiere ‘‘redistribuir la riqueza''.

"El senador Obama se postula como Redistribucionista en Jefe. Yo me postulo como Comandante en Jefe'', dijo McCain.

Obama ripostó que lo que McCain llama "socialismo‘‘ --su plan de reducir los impuestos para los que ganen menos de $250,000-- él lo considera una oportunidad. Obama también trató de dar la vuelta a las acusaciones de McCain de que es un candidato inexperto.

"El senador McCain dice que no podemos dedicar los próximos cuatro años a esperar que cambie nuestra suerte, pero déjenme decirles algo, el mayor azar es seguir las mismas políticas de Bush-McCain que han fallado los últimos ocho años'', dijo Obama.

Los candidatos escogieron sus escalas en la Florida con la esperanza de concretar una receta que les permita ganar en el amplio y diverso territorio del estado.

Para Obama, eso significó alentar a los demócratas en el sur de la Florida y traer al ex presidente Bill Clinton a Orlando para ayudarlo a ganar votos independientes. Este jueves tratará de ganar terreno en Sarasota.

La fórmula de McCain incluyó movilizar electores en Miami-Dade, aprovechar apariciones en televisión en Palm Beach y presentarse con el alto mando militar en Tampa Bay, una de las regiones más competitivas del estado. Su compañera de boleta Sarah Palin tiene planeado regresar a la zona el sábado.

Los viajes de los candidatos reforzaron el papel clave que la comunidad hispana jugará en estas elecciones. Obama cortejó a la amplia comunidad puertorriqueña en Kissimmee y dijo que su voto era ‘‘crítico''. Haciendo campaña con el ex gobernador Jeb Bush, que habla español, McCain trato de asegurar el influyente voto cubanoamericano en Miami, y dijo en una entrevista radial que ese voto ‘‘es vital lo mismo yo gane o no en la Florida''.

En la radio y en el almacén de maderas, McCain bromeó que Fidel Castro "lo hirió profundamente'' al expresar su "preferencia'' por Obama. El candidato demócrata ha dicho que está dispuesto a reunirse con líderes mundiales hostiles a Estados Unidos con la esperanza de provocar reformas democráticas.

"Yo me sentaré a hablar con uno de los hermanos Castro'', dijo McCain. "Yo me reuniré con ellos después que hayan liberado a a los presos políticos, después de que realicen elecciones libres, después que las organizaciones de derechos humanos estén funcionando''.

McCain retocó su mensaje tradicional sobre la perforación petroleras para que reflejara la delicadeza del tema en las costas de la Florida.

"Perforaremos frente a las costas y lo haremos ahora con la aprobación del estado de la Florida'', dijo. "Si vamos a perforar ustedes merecen una mayor parte de esos ingresos. No se deberían enviar a Washington. Se deberían enviar a Tallahassee''.

En Tampa, McCain regresó al tema de la política exterior, cuestionando la preparación de Obama para defender a Estados Unidos y diciendo que el candidato demócrata quiere retirarse de Irak demasiado pronto.

"Ahora él se opone obstinadamente a defender la joven democracia de ese país'', dijo McCain. ‘‘La pregunta es si es un hombre que cuenta con lo necesario para proteger a Estados Unidos de Osama bin Laden, Al Qaida y otras graves amenazas. El no ha dado razón alguna para que podamos contestar esa pregunta afirmativamente''.

Obama dio poca importancia a las críticas a su inexperiencia y se concentró en los temas elevados de la unidad y la esperanza que han inspirado en muchos votantes.

"Se trata de una política nueva'', dijo. "Una política que hace un llamado a lo mejor que tenemos en vez de animar nuestros peores instintos, que nos recuerde de las obligaciones que tenemos con nosotros mismos y con los demás''.

Los reporteros Adam H. Beasley, Evan S. Benn, Laura Figueroa, Jennifer Lebovich, Patricia Mazzei, Robert Samuels y Fred Tasker, de The Miami Herald, y la reportera Janet Zink, del St. Petersburg Times contribuyeron a este reportaje.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios