Sur de la Florida

Disputas entre Diaz-Balart y Martínez son rechazadas por votantes

LINCOLN DIAZ-BALART(izq.) y Raúl Martínez durante uno de los encendidos debates durante la campaña 
electoral por un puesto en el Congreso.
LINCOLN DIAZ-BALART(izq.) y Raúl Martínez durante uno de los encendidos debates durante la campaña electoral por un puesto en el Congreso. The MIAMI HERALD

Por primera vez en su vida, el votante Fred Onesto pasó por alto a propósito una de las cuestiones citadas en la boleta.

El retirado de 76 años, que reside en Pembroke Pines, dice que dejó la boleta en blanco en la contienda entre el representante Lincoln Diaz-Balart y su contrincante demócrata Raúl Martínez.

"No voté por nadie'', expresa Onesto al salir de la Biblioteca Regional Southwest. "Los anuncios de televisión, de ambos son terribles''.

La riña electoral entre el incumbente republicano y el ex alcalde de Hialeah, un constante rebotar de agrios espacios televisados, se ha hundido más en el fango: Martínez participó en una conferencia de prensa el jueves para condenar el espacio televisado más reciente pagado por la campaña de Diaz-Balart.

En el espacio de 30 segundos tiene a Bill O'Connell, un ex policía de Hialeah, diciendo que Martínez es "el político más corrupto que se haya visto''. Pero apareciendo con Rolando Bolaños, el jefe de policía de Hialeah, Martínez cataloga a O'Connell de "desafecto'' y lo acusa de haber obtenido beneficios de incapacidad. O'Connell dijo que las acusaciones son "ridículas''.

Esos espacios de propaganda política surgen en un momento en el que Diaz-Balart confronta el peor desafío electoral de su carrera, haciendo que ambos partidos estén invirtiendo mucho dinero en la contienda. Los republicanos empezaron a sacar un anuncio en español la semana pasada con una foto de Martínez superimpuesta con un camión de basura.

Para algunos votantes, todo eso ha sido muy decepcionante.

"En lugar de decirnos lo que harán o lo que propugnan, todo lo que hacen es sacarse mutuamente la ropa sucia'', dice Patrick Joseph, de 37 años, dueño de un pequeño negocio en Miramar. ‘‘Después se va tornando cómico, y uno se pregunta que irán a decir ahora''.

Los nuevos anuncios contra Martínez siguen a uno contra Diaz-Balart que menciona a "pillos, cabilderos y transacciones sucias'' y habla de cuando la policía sacó "esposado'' a Diaz-Balart de frente a la Casa Blanca, cuando éste protestaba ante la presidencia de Clinton por la política de éste hacia Cuba.

Pero hay votantes que dicen que los espacios políticos ejercen poca influencia.

"Todos esos espacios que atacan a la gente yo los ignoro, dijo Demetrio García luego de votar por Martínez y por el candidato presidencial demócrata Barack Obama en la Biblioteca John F. Kennedy de Hialeah.

"Podrán decir lo que quieran de Martínez y de Obama, pero yo soy demócrata y voté por los demócratas''.

Ana María López, una maestra que votó por Obama y por Diaz-Balart, dice que ella también ignoró los anuncios negativos en gran medida.

"No me gusta la política negativa'', afirmó. "Al votante lo ayuda más que el candidato diga lo que planea hacer para resolver los problemas, y no los ataques mutuos. Eso sólo demuestra que lo que quieren hacer es pelear''.

El representante Mario Diaz-Balart también está sacando espacios pagados agresivos, intentando vincular a su contrario demócrata Joe García con el colapso del la Enron en el 2002.

Los espacios políticos de García mayormente han criticado el historial de votación de Diaz-Balart y su respaldo por el presidente Bush.

Carlos Curbelo, un portavoz de ambos hermanos Diaz-Balart, defendió la veracidad de los anuncios de ambos.

"Todo se basa en hechos y realidades'', dijo. "Es importante que los votantes sepan el historial de cada candidato y los compare''. Ambos bandos han estirado la verdad. Y en gran medida, perdidos en medio de todo ese ruido, están los anuncios positivos que todas las campañas ha transmitido.

Luisa Yánez, de The Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

  Comentarios