Sur de la Florida

Posponen audiencia sobre aumentos a los maestros

LA PRESIDENTA del Sindicato de Maestros de Dade, Karen Aronowitz, encabeza las negociaciones para 
autorizar los aumentos salariales a los educadores del distrito escolar de Miami-Dade, que están 
estancadas desde hace meses.
LA PRESIDENTA del Sindicato de Maestros de Dade, Karen Aronowitz, encabeza las negociaciones para autorizar los aumentos salariales a los educadores del distrito escolar de Miami-Dade, que están estancadas desde hace meses. El Nuevo Herald

La larga batalla por los prometidos aumentos a los maestros en el Condado Miami-Dade durará todavía más debido a nuevas preocupaciones que han surgido sobre el presupuesto del distrito escolar.

En una audiencia que tuvo lugar el lunes, Christopher Kurtz, abogado del distrito escolar de Miami-Dade, solicitó una prórroga ya que el presupuesto había "cambiado drásticamente'' en las últimas semanas y es muy probable que sea enmendado.

Continuar ahora, con el presupuesto bajo revisión, sería "irresponsable y un mal servicio'', dijo Kurtz.

A pesar de las protestas de los representantes del Sindicato de Maestros de Dade (UTD), un magistrado especial estuvo de acuerdo en posponer la audiencia. Las nuevas fechas son el 15 y el 16 de diciembre.

"No pueden permitir que su incompetencia sea la base para una demora'', dijo Mark Richard, abogado que representa el sindicato de maestros. "Dentro de dos meses serán tan incompetentes como lo son ahora''.

John Schuster, portavoz del sistema escolar de Miami-Dade, dijo que el nuevo superintendente Alberto Carvalho ha estado analizando con suma atención el presupuesto que se presentó para este año escolar, con la ayuda de veteranos funcionarios de finanzas que en el pasado han trabajado con los distritos escolares.

"Han podido identificar una serie de obligaciones en el actual presupuesto'', dijo Schuster. ‘‘De modo que estos problemas se discutirán con la Junta Escolar junto con un plan para aliviarlos''.

Schuster no quiso abundar más sobre cuáles eran las obligaciones. Un seminario para discutir el presupuesto todavía no ha sido programado.

La batalla sobre los aumentos --que se suponían debían entrar en vigor el 1ro. de julio-- se remonta a junio, cuando el ex superintendente Rudy Crew trató de eliminar más de $200 millones del presupuesto de $5,500 millones.

Tras mencionar los recortes de Tallahassee, Crew dijo que el distrito no tenía los $72 millones que hacían falta para pagarle a los maestros y a otros empleados los aumentos prometidos. Los aumentos de este año se negociaron como parte de un contrato de tres años.

La situación financiera del distrito ha empeorado en los últimos meses, en tanto se anticipan más recortes de financiamiento por parte de Tallahassee.

Esa amenaza también se cierne sobre el distrito escolar de Broward, donde el Sindicato de Maestros de Broward recientemente declaró estancadas las negociaciones de contratos con el distrito.

Aunque ambas partes acordaron un aumento promedio de 3.25 por ciento para este año, no han podido llegar a un acuerdo en lo que respecta a un aumento garantizado para el año próximo. Una audiencia ante un magistrado especial aún no se ha fijado en Broward.

"No podemos prometer un dinero que no sabemos si tendremos'', dijo Robin Bartleman, directora de la Junta Escolar de Broward, en una reunión que celebró el lunes con la junta editorial de The Miami Herald.

La audiencia del lunes en Miami-Dade había sido programada previamente para septiembre, pero tuvo que posponerse ya que la Junta Escolar estaba negociando un contrato con Carvalho. Cualquier opinión del magistrado no es obligatoria, lo que significa que la Junta Escolar tendrá la última palabra.

Los maestros que asistieron a la reunión del lunes dijeron que las demoras estaba perjudicando a los educadores que tienen dificultades financieras.

"Estamos muy decepcionados porque de nuevo son nuestros maestros los que tienen que esperar'', dijo la presidenta del sindicato de maestros, Karen Aronowitz.

hsampson@MiamiHerald.com

  Comentarios