Sur de la Florida

Michael Hernández recibe sentencia por asesinato

Michael Hernández, el adolescente hallado culpable de haber asesinado a Jaime Gough, su compañero de la escuela secundaria Southwood Middle en un baño del plantel, será sentenciado a cadena perpetua obligatoria hoy por la tarde.

Hernández, que en la actualidad tiene 18 años, fue encontrado culpable en septiembre de haber matado a Gough. Sus abogados argumentaron que estaba loco en el momento del asesinato, y creía que su destino era convertirse en un asesino en serie. Sin embargo, los fiscales, aunque han reconocido que en efecto el muchacho tiene problemas mentales, han afirmado que Hernández no satisface la definición legal de locura.

Hernández confesó haberle cortado la garganta a Gough, y haberlo apuñalado varias veces para convencerse de que estaba muerto. Dijo que atrajo a Gough hacia el baño con la intención específica de matarlo. Ambos jóvenes tenían 14 años en el momento del crimen.

De igual modo, Hernández fue hallado culpable de tratar de matar a otro amigo. El otro chico, Andre Martin, se negó a ir con él al baño el día antes que Gough resultó asesinado en febrero del 2004.Hernández rechazó una apelación de último minuto donde la fiscalía le ofrecía un acuerdo para cumplir 40 años de cárcel y no cadena perpetua.

  Comentarios