Sur de la Florida

Tragedia enluta secundaria de Broward

Amanda Collette (izq.), la víctima;  Teah Wimberly, la presunta atacante.
Amanda Collette (izq.), la víctima; Teah Wimberly, la presunta atacante.

Las dos tenían 15 años, estudiaron en las mismas escuelas y compartían los mismos amigos, y según la información disponible, se adoraban.

Pero la relación comenzó a malograrse cuando una de las jovencitas pretendió que fuera más que una amistad y la otra rechazó sus avances, dijeron el miércoles amigos de ambas y las autoridades.

El martes intercambiaron emotivos mensajes de texto. El miércoles una estaba muerta.

La policía dice que Teah Wimberly, de 15 años, llevó a la secundaria Dillard de Fort Lauderdale una pistola semiautomática calibre .22 y le disparó a Amanda Collette, de 15 años, en un pasillo cerca de un laboratorio de computadoras durante el horario de clases.

Collette, una alegre alumna de segundo año a quien le encantaba bailar, fue baleada en la espalda y falleció una hora después en el Broward General Medical Center.

Wimberly, quien según amigos y la policía estaba molesta porque Collette había rechazado sus propuestas románticas, fue acusada de asesinato en primer grado y está detenida en el Centro de Detención de Menores de Broward.

Fue arrestada por la Policía de Fort Lauderdale en un restaurante a poca distancia de la secundaria Dillard, en 2501 NW 11 St., después de llamar al 911 e informar que había baleado a su amiga. Wimberly, que tocaba la tuba en la banda de escuela, tenía un arma cuando la arrestaron, dijo el sargento Frank Sousa, portavoz de la policía.

Jim Notter, superintendente escolar de Broward, dijo que todos estaban devastados y que en la escuela había consejeros ayudando a los 1,750 alumnos, servicio que se extenderá hasta el viernes. Esta escuela secundaria del tipo magneto, especializada en artes escénicas tiene detectores de metal, dijo Notter pero no se usan rutinariamente cuando los alumnos entran a clase.

"Estamos más que devastados'', dijo.

Se informó que Wimberly le envió a Collette un mensaje de texto pidiéndole que se encontrara con ella cerca de una máquina vendedora durante un cambio de clases, aproximadamente a las 11 a.m.

Fue allí que Collette fue herida de muerte en el torso y Wimberly escapó.

Stephan Willis, de 15 años, dijo que vio a Collette caer al suelo.

"Después todo fue una locura'', dijo Willis.

Un alumno notificó a un funcionario de la escuela que Collette estaba en el suelo inconsciente.

Casi de inmediato, un grupo de maestros, alumnos y guardias de seguridad rodearon a la jovencita baleada.

Al principio la policía no estaba segura si la habían herido de bala porque no encontraron sangre ni ningún orificio en su cuerpo, probablemente porque era una arma de bajo calibre.

Cuando corrió la voz de los sucedido, algunos estudiantes se echaron a llorar y los padres se apresuraron a ir a la escuela.

A los pocos minutos, la policía recibió una llamada de Wimberly al 911 en la que dijo que estaba involucrada en un tiroteo en la escuela y que estaba en Captain Crab's Take-Away, un restaurante en 2431 W. Sunrise Blvd., a una cuadra de la escuela.

La policía de Fort Lauderdale arrestó a Wimberly en el restaurante, donde encontraron una pistola cromada que se cree es el arma del asesinato.

Una vez en la estación central, Wimberly fue interrogada y recibió la visita de su abuelo, John Wimberly.

Mientras tanto, en el Broward General Medical Center, los médicos trataron infructuosamente de reanimar a Collette, a quien declararon muerta una hora más tarde.

Las autoridades clausuraron la secundaria Dillard mientras la policía investigaba los hechos.

La directora, Merceda Stanley habló el miércoles por la tarde por los altoparlantes, y lloraba al anunciar la muerte de Amanda Collette. También envió una carta a los padres explicando lo sucedido, que calificó de "incidente trágico''.

Aunque Collette y Wimberly eran amigas desde hace mucho tiempo, dijo Shanteria Stokes, de 15 años y alumna de segundo año de Dillard, notó que se estaban apartando.

El martes por la noche, mientras comía con Collette en Smokey Bones BBQ en Plantation, Stokes se enteró de la razón.

"Teah le enviaba mensajes de texto diciéndole que estaba enamorada de ella'', dijo Stokes. ‘‘Pero Amanda le contestó que sólo quería ser su amiga y Teah se molestó''.

Rossana Thomas, de 15 años, dijo que echarán de menos a Collette, especialmente en el equipo de baile de hip hop de Dillard. "Era una de las mejores del grupo'', dijo. "Va a ser muy difícil no tenerla con nosotros''.

Muchos estaban asombrados de que Wimberly fuera la acusada de la muerte.

"Es algo muy desafortunado'', dijo Eric O'Neal, profesor de la banda de la escuela, donde Wimberly participaba.

O'Neal dijo que Wimberly, que tocaba la tuba en la banda de 140 miembros, era "una muchacha dulce pero tenía algunos problemas''.

"Por lo general si uno hablaba con ella se calmaba'', dijo. "Pero no diría que ella fuese capaz de hacer algo así''.

En la casa de Wimberly en Fort Lauderdale, donde vivía con sus abuelos, Gary Kollin, abogado que representa a la familia, hizo una breve declaración el miércoles por la noche.

"La familia está de luto y lamenta enormemente la pérdida de una jovencita'', dijo. "Ellos esperan que Dios los pueda confortar y que con la ayuda del Señor su hija y nieta reciban ayuda''.

Durante toda la tarde del miércoles, muchos de los familiares y amigos de Collette visitaron el hospital, que habilitó una habitación para que pudieran estar juntos.

Notter dijo que Dillard High demorará en recuperar la normalidad.

"No creo que todo vuelva a ser como antes''.

Los redactores Adam H. Beasley, Todd Wright, Kirstin Maguire, Nirvi Shah, Robert Samuels, David Ovalle, de The Miami Herald, y el redactor independiente R.C. White contribuyeron a este reportaje.

  Comentarios