Sur de la Florida

Crist apoya aumento a la matrícula universitaria

Estudiantes de la Universidad de Miami conversan en los jardines del centro. Varias casas de altos estudios de la Florida aumentarán la matrícula en un máximo del 15 por ciento debido a la falta de fondos.
Estudiantes de la Universidad de Miami conversan en los jardines del centro. Varias casas de altos estudios de la Florida aumentarán la matrícula en un máximo del 15 por ciento debido a la falta de fondos. MIAMI HERALD

El gobernador Charlie Crist accedió a las demandas de las universidades estatales con problemas de financiación y anunció el miércoles un plan para permitir que los 11 centros universitarios públicos aumenten el costo de la matrícula en un máximo de 15 por ciento anual.

Crist considera modificar su oposición declarada a un aumento de la matrícula solicitando a la Legislatura que extienda el mismo aumento que se autorizó este año a cinco de las mayores universidades estatales, entre ellas la Universidad del Sur de la Florida y la Universidad Internacional de la Florida.

La propuesta aumenta considerablemente la ayuda financiera a los estudiantes más pobres porque el 30 por ciento de todo el dinero que ahora se recauda se usaría para reducir la matrícula y otros gastos de los estudiantes de bajos ingresos, según borradores del plan obtenidos por el Times/Herald.

La propuesta fue desarrollada en conversaciones entre la oficina del gobernador, la Junta de Gobernadores que supervisa el sistema estatal de universidades, los presidentes de estos centros de estudio y el Concilio de los Cien, un influyente grupo de hombres de negocios, según documentos del estado.

Muchos legisladores, que deben aprobar el plan, conocían muy poco del plan.

"Sé que [Crist] está trabajando en algo, pero desconozco los detalles'', dijo el presidente de la Cámara, Ray Sanson, republicano por Destin, en un retiro con otros republicanos de la Cámara.

El senador Charlie Justice, demócrata por St. Petersburg, trabaja en la Universidad del Sur de la Florida y admite la necesidad de más dinero para las universidades. "Es muy difícil para las familias floridanas pagar la matrícula'', dijo. "Todos saben que cuando la economía se debilita más gente va a la universidad. Debemos conversar de esto antes de aprobarlo'', agregó.

El aumento de la matrícula significará para los alumnos desembolsar más dinero. Incluso los que reciben una beca Bright Futures, que reciben fondos del estado para asistir a una universidad estatal por sus buenas calificaciones, tendrían que pagar las tasas más elevadas, según la propuesta.

También tendrán que absorber el alza los que pagaron anticipadamente los planes de matrícula después del primero de julio del 2007, similar a la ley aprobada en el 2007 que autorizó el aumento que las grandes universidades estatales comenzaron a cobrar este año.

Las universidades enfrentan presiones financieras sin precedentes. Debido al tope de la matrícula y el aumento del costo, las universidades han reducido la cantidad de nuevos alumnos, los programas académicos y eliminado programas de doctorado. También comenzaron a despedir profesores y empleados en todo el estado.

Muchos profesores de alto nivel se van a trabajar a otros estados porque no esperan aumentos salariales.

"Esta es una decisión difícil, pero creo que deja en claro que la Florida, a pesar de las dificultades económicas, encuentra el camino que asegura un sistema de educación superior de calidad'', dijo James Ammons, presidente de Florida A & M University, que según el plan podrá aumentar el precio de la matrícula.

El grupo que cabildea en Legislatura a nombre de los estudiantes --la Asociación de Estudiantes de la Florida (FSA)-- conocía los planes de matrícula del gobierno y afirma que los estudiantes están atados. Le preocupa el aumento de la matrícula y también la situación del sistema de educación superior.

"La opinión general es que la matrícula puede aumentar. Ellos entienden esta necesidad'', dijo Chris Krampert, director ejecutivo de la FSA. "Pero se trata de un salto gigantesco hacia adelante, en vez de un paso adelante''.

Cinco universidades ya aplicaron el aumento y tratarán de mantener este año el aumento del 15 por ciento.

El plan solicita a la Junta de Gobernadores que deleguen a cada junta universitaria de fideicomisarios la autoridad de calcular el aumento, expresa el borrador. Los fideicomisarios pueden aumentar la matrícula 15 por ciento al año siempre y cuando el alza no exceda 40 por ciento en tres años.

La matrícula en las 11 universidades estatales de la Florida es una de las más bajas del país: su costo oscila entre $3,400 y $4,000 anuales para los estudiantes que viven en la Florida. El popular programa de becas Bright Futures crece más rápido que la capacidad del estado para pagar el programa. Bright Futures se financia con dinero estatal procedente de la Lotería, que ha sufrido bajas en las ventas por la situación económica.

Los defensores de la educación superior dicen que aprueban las medidas, especialmente las que también imponen aumentos a las becas Bright Futures financiadas por el estado.

"Aplaudo al gobernador por enfrentar este problema, especialmente en un año en que el presupuesto se ha reducido'', dijo Steve Whlfedler, ex fideicomisario de la Junta de la Universidad Estatal de la Florida.

  Comentarios