Sur de la Florida

Asesinado durante un robo cajero de gasolinera de Hollywood

Un robo en una gasolinera de Hollywood se convirtió en tragedia en la madrugada de hoy cuando el ladrón le disparó al cajero, en tanto dos de los cómplices del agresor se apoderaban del dinero de la registradora.

El nombre de la víctima, que falleció después en el hospital Memorial Regional, se desconoce por el momento.Los responsables de la muerte del cajero continúan fugitivos.

Horas después, la cinta amarilla de la policía todavía rodeaba la estación de gasolina Hess, localizada en la carretera U.S. 1 y Harding Street —muy cerca de la secundaria South Broward High— mientras los investigadores registraban y analizaban la escena del crimen.

Chad Holloway, que vive en la misma calle donde ocurrió el incidente, dijo que había pasado minutos antes por la gasolinera a comprar algunas cosas.

Todo el mundo en el vecindario conocía al cajero, quien Holloway describió como una persona agradable y de hablar pausado, pero en ocasiones ''con poca paciencia''. Mientras otros empleados de la tienda mantenían la puerta cerrada durante el turno de la noche, la víctima acostumbraba a dejarla abierta.

Holloway y dos amigos hicieron una breve escala de compras en el lugar a eso de la 1:30 a.m., compartieron algunas bromas con el empleado de Hess y luego se dirigieron a sus casas.

Apenas minutos más tarde Holloway dijo haber escuchado sirenas y supo que algo andaba mal.

A continuación lo que según el teniente Manny Marino, portavoz de la policía de Hollywood, dijo que ocurrió:En algún momento antes de la 1:45 a.m., un hombre entró en la gasolinera y le pidió al empleado que le entregara dinero en efectivo.

Hubo algún tipo de altercado, lo que llevó a que el malhechor le disparara al cajero. No se sabe con certeza cuántos disparos se hicieron, así como tampoco en qué lugar estaba el cajero en el momento de su muerte.

Los otros dos cómplices del pistolero se encargaron de terminar el robo, y luego los tres huyeron del lugar a pie.La policía cree que el sistema de vigilancia de la tienda tal vez grabó el asesinato, y tiene la esperanza de hacer pública la videocinta en horas de la tarde de hoy.

''Para resumir, puedo decir que todavía no creo lo que pasó'', dijo Holloway, de 29 años. "Cometer un crimen así es una locura''.

El incidente de hoy no hace sino continuar una serie de días sangrientos que han venido sucediendo en Hollywood. El sábado ppr la noche, el policía Alex del Río pereció en un aparatoso accidente mientras trabajaba.

Luego, el domingo, una mujer y su hijo adultos fueron ultimados a balazos en su apartamento de un condominio junto a la playa, en un caso en que el ex esposo de la mujer ha sido acusado del doble homicidio.

  Comentarios