Sur de la Florida

Se investiga posible conexión entre robos a dos Dunkin' Donuts

Las autoridades de los Condados Broward y Palm Beach están investigando si hay alguna conexión entre los dos robos a dos restaurantes Dunkin' Donuts que tuvieron lugar en dos noches consecutivas y en los cuales cinco personas resultaron heridas de bala por los agresores.

En la noche del Día de Acción de Gracias, Kiem Huynh, de 56 años, fue herido gravemente en la espalda cuando dos hombres armados irrumpieron violentamente en una de las tiendas, localizada en el 4900 N. State Road 7, a las 9:17 p.m., dijo un portavoz del Departamento de Policía de Broward (BSO).

El robo y la agresión a tiros tuvo lugar un día después que la policía de Delray Beach informó que cuatro hombres entraron en otro Dunkin' Donuts y les dispararon a varios clientes mientras estaban tirados en el piso, y luego a un conductor cuando escapaban del restaurante en un automóvil.

La policía de ambos condados ha dicho que las balaceras han sucedido sin provocación alguna que no tienen ningún sentido.

''Fue una noche de Thanksgiving horrible'', dijo la portavoz del BSO Alesia Russell.

Los dos sospechosos entraron al restaurante y de inmediato abrieron fuego con una escopeta de cañón recortado. Huynh, que era el último de una corta fila de unas 10 personas, fue alcanzado en la espalda, dijo Trevor Goodwin, detective de la División Regional de Investigaciones de Robos del BSO.

''Nunca antes he visto nada parecido'', dijo Goodwin de la mentalidad agresiva de los pistoleros. "Por lo general, hay algún tipo de resistencia. Pero en este caso, no hicieron más que entrar por la puerta y ya empezaron a disparar. Todas las víctimas estaban de espaldas a la puerta, por lo que no pudieron verlos''.

Huynh fue llevado al hospital Broward General Medical Center con graves heridas que le amenazan la vida.

Cathy Meyer, portavoz del hospital, dijo hoy por la mañana que el hombre se hallaba en estado grave.

''Hay algunas similaridades entre los dos incidentes, ambos cometidos sin escrúpulos de ninguna clase'', dijo Goodwin. La policía no tiene hasta ahora sospechosos en ninguno de los dos asaltos.

Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga algún tipo de información sobre la identidad de los sospechosos que llame a Crime Stoppers del Condado Broward al teléfono 954-493-8477.

Una recompensa de hasta $1,000 se ofrece por cualquier información que conduzca a un arresto en el caso del robo en Tamarac, y de $5,000 en el de Delray Beach.

  Comentarios