Sur de la Florida

Relacionan restos encontrados con la niña desaparecida Caylee Anthony

Pero el jefe de la policía del Condado de Orange, Kevin Beary, dijo que sus 
investigadores y el FBI estarían trabajando sin descanso durante todo el fin de semana 
para identificar los restos.
Pero el jefe de la policía del Condado de Orange, Kevin Beary, dijo que sus investigadores y el FBI estarían trabajando sin descanso durante todo el fin de semana para identificar los restos.

Aunque está pendiente todavía le evidencia de ADN, ya se estaban acumulando indicios de que el cráneo encontrado cerca de la casa de Caylee Anthony es de la niña perdida; pero los investigadores advierten que podría haber que esperar una semana o más antes de que haya evidencia concluyente. Un día después de que un empleado de servicios públicos encontró los restos de un niño en un terreno boscoso,un abogado defensor dijo que algunas características de los restos se asemejan a las de la niña de 3 años, y el alguacil del condado dijo que hay pistas que vinculan los restos con la casa de la niña, que está cerca de allí. La madre de Caylee, Casey Anthony, de 22 años de edad, fue acusada de asesinato en primer grado meses después de que la niña desapareciera en junio, y su desaparición no se reportó hasta un mes después.

Uno de los abogados de la madre, Linda Kenney Baden, dijo en una audiencia judicial ayer que "las medidas antropológicas y el color del cabello'' del cadáver hallado parecen ser iguales a los de Caylee. Kevin Beary, el alguacil del Condado Orange, dijo hoy que una búsqueda de la casa de los abuelos también había dado pistas que él no quiso revelar. No hay ningún otro caso similar de niños perdidos en la zona. Cuando le preguntaron si creía que el cadáver hallado es el de Caylee, respondió: "Siento que sí, pero tengo que esperar entre siete y 14 días por los resultados del análisis de ADN para estar enteramente seguro''.

El juez negó una petición de la defensa para examinar los restos, diciendo que hay que esperar por la identificación. El suburbio de Orlando en el que vivía la familia estaba en espera de la identificación de la niña con dolor y alguna esperanza de que la terrible odisea termine pronto. Las calles circundantes a la casa de los Anthony han estado muy concurridas desde el verano, cuando la niña, que entonces tenía dos años, se reportó perdida por primera vez. La extraña serie de circunstancias, de una niña perdida más de un mes antes de que la madre lo reportara, las mentiras de la madre y al final los cargos de asesinato dieron lugar a conferencias de prensa e incluso protestas frente a la casa según se fue complicando el caso. Incluso la grabación de la llamada al 911 reportando el descubrimiento de los restos, revelada ayer, subrayaron la notoriedad de del caso y el interés intenso del vecindario.

Cuando el empleado de servicios públicos le dijo a un empleado del número 911 que uno de sus trabajadores había encontrado un cráneo "en la zona de Caylee Anthony'', la persona que responde hace una exclamación y advierte que no se debe tocar nada ni llamar la atención hasta la llegada de las autoridades.

El jueves y ayer había vehículos en toda la zona, a corta distancia de la casa de los Anthony, pero no se veían muchos curiosos. Stephanie Condenzio, de 21 años, que vive muy cerca de los Anthony, dice que ella se trasladó a esa zona, con sus casas estilo rancho, aproximadamente cuando se reportó que faltaba Caylee.

Condenzio dijo ayer que le da pena con Caylee pero no con la familia. "Esto ha sido un circo desde que todo empezó'', dijo. "En realidad, no sabíamos qué pensar'', dijo Amanda Santiago, de 35 años, que vive en el barrio y tiene una hija de 5 años. "Uno se siente aliviado de ver que la familia se encamina a una solución'', dice ella. "Pero siente tristeza, porque cuando uno es padre, uno sabe lo que es eso. Uno no puede siquiera imaginarse perder un hijo. Eso rompe el corazón.

Casey Anthony ha insistido en que en junio ella dejó a la niña con una persona para que la cuidara, pero pasó otro mes antes de que la reportara. La abuela de la niña reportó que ésta faltaba desde hacía un mes, y que en el automóvil de su hija había un hedor a muerte. En los meses recientes, la familia Anthony, policía y voluntarios de todo el país han estado buscando a la niña. Pero según se fue desarrollando el caso, las sospechas recayeron sobre Anthony. Había fotos de ella en fiestas cuando ya se sabía que faltaba su hija, y la policía dice que ella mintió en cuanto a sus trabajos y a detalles sobre la desaparición de la niña. El mes pasado, las autoridades revelaron documentos que muestran que alguien usó una computadora en la casa de Anthony en busca de los significados de términos tales como "rotura de cuello'' y "armas caseras''.

"A Casey Anthony se le habló del descubrimiento de los restos en la cárcel el jueves, y quedó bajo observación sicológica, aunque no suicida. Su abogado José Báez, la visitó ayer y dijo que ella estaba "pugnando'' con la información.‘‘Estamos haciendo lo posible por ayudarla a mantener el enfoque'', dijo Báez.

  Comentarios