Sur de la Florida

Devotos de San Lázaro elevan sus plegarias en el Rincón de Hialeah

Miles de devotos de San Lázaro comenzaron el martes a venerar la imagen del santo a quien se le atribuyen poderes curativos, en el marco de una festividad que rompe con las diferencias de culto y abre paso a una sola voz de adoración.

Colmado de ofrendas, velas encendidas y adornos, la figura del santo milagroso fue visitada por los fieles del sur de la Florida en el pequeño templo de El Rincón de San Lázaro, al este de Hialeah, en vísperas de la celebración solemne del 17 de diciembre.

"Es una preparación de fe y amor que nos sirve para entregar esa cuota de aliento y esperanza a nuestros feligreses, sobre todo en un momento tan delicado como el que estamos atravesando'', afirmó el párroco Orlando Molina. "Vamos a pedirle a San Lázaro que siempre permanezca a nuestro lado y que nos proteja''.

Las puertas del santuario, réplica del Rincón de La Habana, estuvieron abiertas durante la jornada de culto para dar oportunidad a que devotos de todos los rincones pudiesen elevar sus rezos a la estatua del mendigo sangrante u orisha Babalú Ayé, identificado con el color violeta, según la creencia popular afrocubana.

"Tengo mucha fe en sus poderes. Hace 7 años sufrí una lesión muy grave en mi pierna derecha que me dejó prácticamente inválida. No podía moverme ni lograba caminar, pero gracias a su intercesión logré recuperarme'', dijo la cubanoamericana Laudelina González, de 80 años.

Muy cerca de ella se encontraban los esposos Miguel y Rosa Rivero. La pareja de jubilados visitó El Rincón con el engreído de la familia, Coquito, un Chihuahua de manto blanco que parecía sentirse cómodo en el lugar.

"Venir aquí es una costumbre de la que nos sentimos muy orgullosos. San Lázaro tiene un gran significado en nuestras vidas, mi hijo nació un 17 de diciembre y se llama como él'', comentó Rosa. "Siempre le pedimos por la salud de nuestros seres queridos''.

La ceremonia del martes se desarrolló con un acto litúrgico a mitad de la tarde, seguido de una actividad tradicional: la bendición de perros, gatos y otras mascotas. A las 11 de la noche se dio inicio a la misa de la víspera del Día de San Lázaro.

"Este es el primer año en que participo y me siento inmensamente orgulloso. Ahora decidí pintar un cuadro que pienso donar al templo como una muestra de fe y agradecimiento'', sostuvo Manuel Rivera, un cuadrapléjico de origen nicaragüense que, al estar impedido de utilizar sus manos como cualquier otra persona, pinta con un pincel que sostiene con la boca.

En el interior del pequeño santuario, velas encendidas se multiplicaban frente a la imagen de tamaño natural del santo doliente, que es recreado por el imaginario popular con muletas, heridas sangrantes y dos perros a su lado, lamiéndole las llagas.

A la entrada del templo se habían colocado varios letreros, con indicaciones que imponían respeto con sólo echarles un vistazo: "Al encender su velita sea breve en su oración para que todos puedan participar'' o "Ayúdenos en nombre de San Lázaro a mantener el orden''.

Al santo Bienaventurado se le atribuyen poderes para curar la lepra, el sida, la viruela, problemas gástricos y parálisis de toda clase. La figura es muy venerada entre los cubanos de dentro y fuera de la isla.

"Si pudiera hacer una lista de todos los favores que me ha concedido San Lázaro en mi vida, creo que no termino'', dijo Mérida Rodríguez. "Todo lo que he pedido me lo concedió. Es un santo''.

Este miércoles se llevará a cabo el ritual de unción de los enfermos, a las 2 p.m., seguido por una misa a las 6 p.m., y luego la santa procesión por los alrededores del lugar. El Rincón pertenece a la llamada Iglesia Católica de América, que no es reconocida por el Vaticano.

  Comentarios