Sur de la Florida

Congresista por Tampa pide aliviar restricciones de viajes a Cuba

Kathy Castor es representante demócrata del Congreso de la Florida por Tampa.
Kathy Castor es representante demócrata del Congreso de la Florida por Tampa. AP

Los dirigentes del Congreso de la Florida se están apresurando a pedirle al presidente electo Barack Obama que eche atrás las duras políticas de Bush hacia Cuba.

En una carta enviada el martes, la representante federal Kathy Castor, demócrata por Tampa, le pidió a Obama que levantara las restricciones que limitan las visitas de los cubanoamericanos a la isla. También quiere que elimine el límite anual de $1,200 que se puede mandar a familiares de consanguinidad directa en Cuba.

"Respetuosamente lo exhorto a traer aire fresco a las relaciones con nuestros vecinos en América Latina y el Caribe y a modernizar la política con Cuba'', escribió Castor. "Las restricciones han demostrado ser inefectivas para alterar la situación política e interfieren con relaciones familiares fundamentales y con los derechos humanos''.

En el 2004, el presidente George W. Bush impuso cambios en la política de viajes a Cuba, principalmente limitando los viajes de los cubanoamericanos a una vez cada tres años, en vez de una vez al año. La medida estaba dirigida a detener el flujo de dólares al país hasta que Cuba no mejorara la situación de los derechos humanos.

Pero, según Castor, las restricciones perjudican a las familias que no pueden visitar a sus familiares enfermos o agonizantes sin ser sometidas al "peor tipo de demoras burocráticas''.

En un caso, dijo la portavoz de Castor, una mujer recibió una licencia en el 2003 para visitar a su abuelo gravemente enfermo pero canceló los planes cuando éste mejoró. Cuando su salud se deterioró en el 2006, le negaron un nuevo permiso.

Castor escribió de cubanoamericanos que no pudieron ayudar a sus familiares cuando el ciclón Gustav afectó a Cuba este verano.

La solicitud de Castor parece estar de acuerdo con la mayoría de los cubanoamericanos. En el 2007, la encuesta sobre Cuba de la Universidad Internacional de la Florida, que mide las actitudes políticas de los cubanoamericanos del sur de la Florida, encontró que 64 por ciento de los encuestados quisiera regresar a las políticas del 2003 en relación con los viajes y las remesas.

Ralph Hernández, un abogado de Tampa y activista anticastrista, está de acuerdo con relajar las restricciones. "No perdamos tiempo con estas regulaciones sin sentido que sólo afectan a unos pocos'', dijo.

  Comentarios