Sur de la Florida

Adolescente acusada de asesinato se declara inocente

Hoy, Teah Wimberly, la adolescente de 17 años acusada de matar a tiros a una compañera de clase en la secundaria Dillard High el mes pasado entregó por escrito una declaración de inocencia. La joven está acusada de homicidio en segundo grado y de llevar un arma de fuego a una propiedad escolar.

De ser hallada culpable, Wimberly podría ser sentenciada a una pena máxima de cadena perpetua.

Se esperaba que la audiencia de hoy diera una idea de lo que sería la aparente estrategia de los abogados defensores de Wimberly: que la chica padece de serios trastornos mentales.

A principios de semana, Larry Davis, abogado de Wimberly, le dijo al juez de Circuito John Murphy que trataría de solicitar que la muchacha fuera trasladada de la cárcel de mujeres al Fort Lauderdale Hospital, una institución para enfermos mentales.

El mes pasado, un psiquiatra diagnosticó que Wimberly padecía de graves problemas, argumentó Davis.

Murphy fue el mismo juez que el año pasado envió al padre de Wimberly, Javon Wimberly, a la cárcel por 25 años por intento de asesinato. La pérdida de su padre devastó a la adolescente, dijeron familiares.

Wimberly está acusada de haber matado a Amanda Collette el pasado 12 de noviembre en un pasillo de Dillard en horario de clases. Funcionarios del Distrito Escolar de Broward dijeron que era el primer incidente fatal que tiene lugar en un recinto estudiantil del condado.

En el momento en que fue asesinada, Collette, de 15 años, acababa de terminar la larga amistad de las dos chicas, dijeron amigos de ambas.

De igual modo, se cree que al parecer Wimberly tenía ideas suicidas en los días previos a la tragedia. La policía halló que la muchacha le había enviado mensajes de texto a varios amigos con sus planes. En uno de ellos, Wimberly escribió, ``Mañana me voy a matar de un disparo en el corazón''.

Cuando la policía arrestó a Wimberly en un restaurante cercano a la secundaria, los agentes observaron que la joven tenía cortes en los brazos y las muñecas.

Wimberly ha estado siendo vigilada para evitar que se suicide desde que entró en la cárcel, expresó Davis.

La policía señaló que Wimberly le dijo que le disparó a Collette porque "quería que ella sufriera lo mismo que estaba sufriendo yo''.

  Comentarios