Sur de la Florida

Mujer inventa bebé perdido para atraer ex novio

Meagan McCormic
Meagan McCormic

Una frenética búsqueda que duró dos días de un niño de seis meses concluyó el viernes como un engaño y el arresto por parte de la policía a la mujer de 22 años que tejió la historia.

Meagan McCormic había contado a la policía que su hijo, Riley Archer Buchness, había desaparecido el martes por la noche con una niñera llamada Camille.

Pero McCormic nunca tuvo hijos, sino que había abortado espontáneamente hace seis meses, dijo la policía. Y además la niñera de un marcado acento francés nunca había existido.

McCormick admitió ante la policía que había utilizado la existencia falsa del bebé para recuperar a John Buchness, su ex novio que se había llegado a Miami desde un lugar desconocido para conocer a su supuesto hijo.

Buchness no pudo ser localizado de inmediato para que hiciera comentarios.

McCormic fue arrestada y acusada de hacer un reporte falso de un delito a las autoridades, lo que constituye una contravención.

La policía ahora está pidiendo a la oficina del fiscal del estado que obligue a McCormic a pagar por los recursos empleados para localizar al supuesto niño.

Según la policía, hasta 20 detectives trabajaron en el caso durante los días de Nochebuena y Navidad.

El vocero de la policía de Miami dijo que el incidente constituyó un terrible despilfarro de los recursos del departamento.

"Siempre estamos de guardia. Siempre estamos aquí'', comentó.

"Pero lo verdaderamente desagradable es la enorme cantidad de personal que empleamos y las horas gastadas, todo por culpa de ella''.

McCormic le dijo a la policía que su bebé había desaparecido el martes con su niñera, sólo conocida como Camille, y cuando ésta no trajo de vuelta al niño el miércoles decidió llamar a la policía.

Las autoridades emitieron una alerta ámbar ante la ausencia del niño, de quien McCormic dijo que tenía un mohawk y un tatuaje falso de un ancla en su brazo izquierdo.

McCormic incluso entregó a la policía una foto del bebé; la policía sospecha que simplemente la había bajado de internet.

Moreno explicó que la policía comenzó a sospechar que la historia era falsa cuando detectaron varias inconsistecias mientras interrogaban a McCormic. Además, la descripción que hizo de la niñera fantasma --5 pies y 6 pulgadas de estatura, unas 130 libras de peso y pelo castaño oscuro-- casi coincidía perfectamente con la apariencia física de la propia McCormic.

Según la policía, McCormic admitió que había mentido a la policía poco antes de las 6 a.m. del viernes.

Algunos detectives que trabajaron en el caso se marcharon a sus casas poco después de que la arrestaran.

"Estos recursos podrían haberse empleado en alguien que realmente necesitaba la ayuda'', dijo Moreno.

El viernes, un juez fijó su fianza en $500. Por la tarde, McCormic aún permanecía en la cárcel.

  Comentarios