Sur de la Florida

El 'No' se impone en Miami

Cientos de venezolanos residentes en el sur de la Florida, las Carolinas y Georgia votaron en el college de Kendall.
Cientos de venezolanos residentes en el sur de la Florida, las Carolinas y Georgia votaron en el college de Kendall. The Miami Herald

La mayoría de electores venezolanos de la Florida, Georgia y las Carolinas se pronunció en contra de la propuesta sobre la reelección de todos los cargos electos impulsada por el presidente Hugo Chávez en el marco de la consulta popular realizada el domingo en Miami.

Según el conteo extraoficial de boletas válidamente emitidas, el No obtuvo 7,482 votos; en tanto que la propuesta del Sí sólo consiguió un centenar. Otros ocho fueron considerados nulos.

Al menos 15,786 personas estaban inscritas en el precinto electoral para sufragar. Sin embargo, más del 52 por ciento de los votantes venezolanos en Miami, donde está el mayor centro de votación para esta comunidad en el extranjero, no participó. El proceso se realizó sin mayores contratiempos en la sede de Kendall del Miami-Dade Community College, donde fueron instaladas 36 mesas. Los comicios a escala local no contaron con la presencia de observadores internacionales, sino de representantes de las dos opciones en juego para garantizar la transparencia de la consulta.

La opción del Sí incluía la posibilidad de la reelección presidencial ilimitada, mientras que el No rechazaba la instauración de un mecanismo de gobierno que ignora la alternancia del poder.

Según miembros de la oposición, agrupada en el Comité político venezolano del Comando de Campaña No es No!, a cerca de 65 venezolanos se les impidió votar en el sur de la Florida debido a que sus nombres no figuraban en el Registro Electoral Permanente (REP) o aparecieron erróneamente como personas fallecidas, tal como le sucedió a Consuelo Octavio Alamo, de 88 años.

"No me dejan votar. Estoy espantada. Creo que me levanté temprano por nada. Es una falta de respeto total a los ciudadanos venezolanos'', subrayó airada la mujer, residente de Boca Ratón.

Miguel Torrealba, de 85 años, tampoco pudo sufragar pues las autoridades no llegaron a tramitar una notificación de cambio de dirección que él había presentado hace más de dos meses. "Es una pena'', se lamentó el anciano, quien acudió al precinto electoral en silla de ruedas.

Por otra parte, Cristina Pocaterra, coordinadora entre el comando del No y la oficina diplomática venezolana en Miami, dijo que en líneas generales la votación había transcurrido normalmente.

"En este proceso la oposición ha estado muy activa colaborando con el consulado. Del resto (de la población electoral) que no tuvo problemas, la afluencia ha sido continua'', enfatizó Pocaterra.

La jornada estuvo caracterizada por manifestaciones callejeras en contra de los planes del chavismo, así como un fuerte dispositivo de seguridad dentro y fuera del recinto del MDC.

Antonio Hernández Borgo, cónsul general de Venezuela en Miami, sostuvo que las mesas de votación empezaron a operar de las 6:00 a.m. a 6:00 p.m.

"Nos instalamos muy temprano y, como podemos observar, no hay mayores dificultades porque esto es un esfuerzo coordinado. Han habido problemas con algunas personas que no pudieron votar, pero es una minoría. Esa gente que no aparece tendrá que volver a inscribirse'', puntualizó Hernández.

Asimismo, el funcionario recordó que el consulado es un ‘organismo auxiliar' del Consejo Nacional Electoral, y por lo tanto sólo puede transmitir información a la oficina correspondiente en la capital venezolana para que esta resuelva el problema.

"No podemos hacer nada más. Pero este martes, por ejemplo, el que quiera ir al consulado a registrarse tiene toda la libertad de hacerlo. Nosotros despacharemos esos datos al Consejo en Caracas y allí procesarán la información'', aclaró Hernández.

El domingo el conteo de votos fue manual.

Carlos Bosque, de 39 años, señaló que "la votación había sido mejor que en otras oportunidades''. Pero una mujer fustigó los mecanismos oficiales que se utilizan para dejar constancia de la participación en las urnas, como el uso de tinta indeleble.

"Hace unos minutos voté y mire mi dedo, no queda marca de tinta, simplemente desapareció. Sólo espero que no borren mi huella digital de la lista'', comentó Esther Sánchez, quien añadió "que votó por la libertad y el derecho a escoger gobernantes cada vez que haya que cambiarlos''.

Una simpatizante que favoreció la reelección sin límite de mandatos, y que prefirió no dar su nombre, consideró que el pueblo apoya masivamente a Chávez, pues resulta necesario "continuar su proyecto social''.

"Con esto no habrá más interrupciones'', sintetizó la mujer.

A mitad de la jornada acudieron al precinto electoral los congresistas cubanoamericanos Lincoln Diaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen como una muestra de solidaridad con la comunidad venezolana y de rechazo a los planes del oficialismo, según comentaron en una improvisada rueda de prensa en el MDC.

"En estos casos uno tiene que usar la palabra democracia entre comillas, porque bajo Hugo Chávez no existe ningún tipo de democracia. Pero aquí hay una oposición unida votando No a este referéndum'', apuntó Ros-Lehtinen.

Diaz Balart expresó que admiraba a los venezolanos "pues a pesar de las tácticas, el pueblo sigue luchando''.

"Dios quiera que Chávez no robe esta elección. Tenemos mucha confianza en que la mayoría del pueblo venezolano quiere la democracia y no desea el poder vitalicio'', declaró el congresista republicano.

Después de Miami, la mayor cantidad de electores venezolanos en Estados Unidos se encuentran en Houston, con 2,195. Le siguen Nueva York y Washington, con 2,116 y 1,464.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comentarios