Sur de la Florida

Familias de los turistas británicos atropellados en Broward siguen en espera de noticias

Mientras las autoridades siguen investigando el incidente donde perdieron la vida dos turistas británicos el pasado viernes, la familia de uno de los empresarios muertos dijo que están todavía en una especie de limbo, sin saber mucho sobre lo que sucedió. Entretanto, el cadáver de su ser querido permanece en el sur de la Florida.

Craig Lewis Elford, de 39 años, y Kenneth Watkinson, de 48 años, murieron instantáneamente cuando fueron atropellados por un automóvil que iba a alta velocidad y después se dio a la fuga.

Una autopsia reveló que ambos hombres fallecieron a consecuencia de las múltiples lesiones que sufrieron en varias partes del cuerpo. Sus cadáveres continuaban hoy por la mañana en la Oficina del Médico Forense de Broward.

Emily Watkinson, madre de Kenneth Watkinson, le dijo a The Miami Herald que su familia ha quedado devastada por la muerte de su hijo, y que esperan regresar a Inglaterra dentro de poco con su hijo.

''No hay mucho que pueda decir, salvo que no sabemos nada hasta que podamos llevarlo de regreso a casa'', dijo Emily Watkinson, de 74 años.

La anciana dijo que ella y su esposo, Kenneth Watkinson Sr., de 86 años, tal vez no puedan recuperarse nunca de la muerte de su hijo.

"Somos demasiado viejos para poder superar este dolor. Nos han arrebatado a nuestro hijo''.

Kenneth Watkinson vivía en Leamington, Warwickshire, con su esposa, Kirsty. Estaba en Fort Lauderdale en un viaje de negocios para la compañía que era de su propiedad, dijo su madre.

La policía dijo que hablaron con el dueño de un Porsche que al parecer es el automóvil que atropelló a Elford y a Watkinson.

El propietario, cuya identidad no se ha divulgado, no ha sido acusado ni catalogado como sospechoso, dijo el sargento Frank Sousa, portavoz de la policía de Broward (BSO). En el momento del accidente, el Porsche no había sido reportado como robado, dijo Sousa.

El accidente tuvo lugar en las primeras horas del pasado viernes en la carretera estatal A1A, justo al sur de Las Olas Boulevard.

Los investigadores creen que los dos turistas caminaban hacia el sur cuando el Porsche perdió control y se subió en la acera, impactándolos con gran fuerza a sólo unos pasos de distancia del hotel Courtyard by Marriott donde ambos estaban alojados.

La policía después descubrió el Porsche abandonado con el foco izquierdo delantero roto, y el parabrisas hecho añicos en la rampa de entrada de la autopista I-595 a la I-95.

Las autoridades piensan que se trataba de una carrera de autos, tras haber recibido dos llamadas sobre vehículos que viajaban a gran velocidad por la A1A apenas unos minutos antes de que un guardia de seguridad llamara para reportar el accidente.

Se le pide a cualquier persona que tenga algún tipo de information sobre lo ocurrido que llame a la detective de Homicidios Sandra Knutten al teléfono 954-828-5460 o a Crime Stoppers del Condado Broward al 954-493-8477.

  Comentarios