Sur de la Florida

Aplazan voto final sobre estadio de los Marlins

Las votaciones finales sobre un nuevo estadio de béisbol para los Marlins de la Florida se pospusieron hasta dentro de dos semanas.

Los comisionados de Miami tratarán de votar otra vez el 4 de marzo sobre las partes finales del contrato para construir el estadio, mientras los comisionados del Condado Miami-Dade fijaron el 5 de marzo como su fecha de votación.

Un intento de aprobar la votación doble del municipio y del Condado fracasó el viernes pasado, lo que hizo que el presidente de la Comisión de Miami, Joe Sánchez, pospusiera la reunión del municipio para el 12 de marzo.

Sin embargo, cuando Sanchez le dijo a Pete Hernández, administrador de Miami, que el 4 de marzo era aceptable, la fecha se cambió.

La decisión indica que la comisionada Michelle Spence-Jones, un potencial voto indeciso que podría ser crucial, asistirá a la reunión en dos semanas.

Spence-Jones estuvo ausente por maternidad el viernes cuando los comisionados municipales empataron 2-2 en la votación sobre el estadio, lo que dejó en el limbo el veredicto final. Spence-Jones es una de los comisionados municipales que apoyaron la construcción del parque durante las primeras votaciones en el 2007 y el 2008.

Las próximas votaciones se requieren para aprobar una serie de contratos ligados al estadio. Si se ratifican, el parque con techo retráctil abrirá en el 2012 a un costo de $609 millones, lo que incluye la construcción del complejo y de los estacionamientos aledaños.

Pero una acción el viernes del comisionado de Miami Marc Sarnoff para obtener una serie de concesiones de los Marlins descarriló el proyecto, al menos por ahora.

Después que la votación en el municipio fracasó, los comisionados del Condado cancelaron la suya.

Dennis Moss, presidente de la Comisión del Condado, dijo que se negó a programar la votación condal el mismo día que la de la Ciudad ante su frustración por lo que ocurrió la semana anterior, cuando el drama que se vivió en la alcaldía hizo inútil la audiencia especial del Condado.

"Sólo quería asegurarme de que no íbamos a caer en la misma situación en que nos vimos la última vez'', dijo Moss. "Los comisionados del Condado y el público estuvieron esperando toda la tarde que se tomara una decisión''.

Hasta el miércoles por la tarde, funcionarios del municipio, el Condado y directivos de los Marlins seguían negociando los términos finales del contrato.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios