Sur de la Florida

Embarazoso incidente en la cena real

El famoso chef Mario Batali.
El famoso chef Mario Batali.

La cena del Festival de Vino y Comida de South Beach, de $1,000 el cubierto, con los invitados de honor, los Reyes de España, iba muy bien y sin incidentes. Dignatarios e invitados disfrutaban de recetas vanguardistas preparadas por algunos de los más importantes chefs de España, y saboreando algunos de los mejores vinos.

Y entonces el maestro de ceremonias, el famoso chef Mario Batali, echó enteramente a perder lo que él mismo había catalogado de "ocasión histórica''.

"Todos ustedes ...(palabrota)... en los rincones, ¿me conceden 10 segundos?" dijo Batali al micrófono, impaciente que el público no estaba lo suficientemente callado para oírlo presentar al chef José Andrés, jefe culinario de la gala del jueves por la noche en el Hotel Biltmore.

Muchos concurrentes se quedaron boquiabiertos. Entre ellos estaban el gobernador de la Florida Charlie Crist, el senador federal Mel Martínez, el alcalde de Coral Gables, el embajador de España en Estados Unidos y Julio Iglesias. Gloria Estefan, que estaba allí con su esposo Emilio, contuvo la risa.

Batali, con pantalones en lugar de shorts pero con sus típicos zapatos anaranjados Crocs, siguió presentando a Andrés, a quien llamó "su chef favorito en el mundo''. Anotó que el restaurante de Andrés en Los Angeles, The Bazaar, acababa de recibir cuatro estrellas de Los Angeles Times.

"El mayor número de ...(palabrota)... estrellas de cualquier restaurante español en EEUU'', dijo Batali. Los que estaban sentados cerca de la pareja real dicen que la Reina palideció.

El Rey se mostró más tranquilo.

"Su reacción fue un silbido estilo rechifla, con los dos meñiques'' dice la cabildera Ana Navarro, novia de Gene Prescott, el presidente de Seaway Corp., la firma que administra el hotel.

"Después me acerqué al Rey y le dije: ‘Me apena lo del lenguaje sucio, pero para que usted lo sepa, Batali no es de Miami, y no es cubano'. Y el Rey me dijo: ¿‘Qué lenguaje sucio?' ''.

Después de todo, Juan Carlos tiene su veta de niño pícaro también. Cuando Hugo Chávez interrumpió al presidente del gobierno en una cumbre en el 2007, el Rey airadamente le preguntó: ¿Por qué no te callas? al presidente venezolano, algo que lo convirtió en héroe en algunos círculos.

Navarro dice que la pareja real estuvo muy serena durante toda la velada, aunque el protocolo se observó poco.

"Todo el mundo estaba hablando con todo el mundo, la gente se cambiaba de asiento para hablar con amistades y se acercaban a la mesa real para hablar con el Rey'', dice ella.

"Charlie Crist se fue antes que el Rey, lo cual es una fuerte brecha de protocolo. Pero todo el mundo disfrutó de la comida y de los vinos, y algunos más bien de los vinos que de otra cosa. Era tarde, y la gente se divirtió demasiado para protestar.

Pero muchos comensales estaban horrorizados.

"Todavía lo estoy'', dice Alejandro Muguerza, director de la compañía de bufés Le Basque.

Muguerza ayudó a planear la decoración, consiguió $50,000 de patrocinación en su país de procedencia, el País Vasco, y coordinó la participación de varios chefs de esa región.

"Los monarcas son muy agradables, no son nada estirados'', dice Muguerza, que tiene mucha amistad con la hermana de la Reina.

"Probablemente no hayan visto nada como esto en toda la vida'', afirmó. "Pero peor que lo dicho por Batali fue el hecho de que el gobernador de la Florida, que estaba sentado a la izquierda de la Reina, se levantó varias veces para hablar boberías con otros. Eso no se hace. Los que estaban sentados a mi mesa, todos españoles, estaban boquiabiertos''.

No se pudo contactar a Batali, que tiene programado formar parte en un comida festiva en honor de Emeril Lagasse esta noche.

Conocido por su cocina italiana, Batali es uno de los grandes campeones de la cocina moderna española. Con la actriz Gwyneth Paltrow y el crítico gastronómico Mark Bittman, del New York Times, y la actriz española Claudia Bassols, Batali dio una gira cuyo resultado fue una serie de la estación televisiva PBS en el 2008: Spain. On the Road Again y el libro Spain: A Culinary Road Trip.

Al principio de la comida, dijo histriónicamente "Spain es el paradero más importante hoy día en cuanto a vinos y comidas''.

Pero ya tarde en la noche, según los observadores, parecía estar totalmente borracho, incluso agarrándole el trasero a Andrés en un momento y haciendo movimientos lascivos.

El chef español hizo lo mismo que los Reyes: Se mantuvo calmado, y dijo: "Este es el efecto que tienen la comida y los vinos de España: Levantan el espíritu''.

  Comentarios