Sur de la Florida

Crist presenta un presupuesto sin despidos

Charlie Crist se vanaglorió de que su propuesta no incluye nuevos 
impuestos. Pero quiere aumentar hasta en 15 por ciento la matrícula en las universidades, imponer una tarifa de 6 centavos por galón a los productores de agua embotellada y subir en 10 por ciento el monto por el registro de autos, con la intención de recaudar $529 millones.
Charlie Crist se vanaglorió de que su propuesta no incluye nuevos impuestos. Pero quiere aumentar hasta en 15 por ciento la matrícula en las universidades, imponer una tarifa de 6 centavos por galón a los productores de agua embotellada y subir en 10 por ciento el monto por el registro de autos, con la intención de recaudar $529 millones.

Con la promesa de mayores inversiones y ningún despido, el gobernador Charlie Crist presentó ayer su propuesta de un presupuesto de $66,500 millones, respaldado por grandes sumas del paquete federal de estímulo y optimistas proyecciones financieras.

Crist se vanaglorió de que su propuesta no incluye nuevos impuestos. Pero quiere aumentar hasta en 15 por ciento la matrícula en las universidades, imponer una tarifa de 6 centavos por galón a los productores de agua embotellada y subir en 10 por ciento el monto por el registro de autos, con la intención de recaudar $529 millones.

Pero el dinero del gobierno federal es la clave de su presupuesto. Crist quiere gastar $4,700 millones del paquete de estímulo económico, sobre todo en educación, proyectos de transporte y servicios de salud para los pobres.

Mientras sus colegas republicanos han criticado el paquete de estímulo, éste representa un salvavidas político para Crist, que aspira a puestos más altos

"Creo que es fantástico que no tengamos que aumentar los impuestos'', dijo el gobernador. "Incluso podríamos recortar los impuestos a la propiedad un poco más. Tenemos más dinero para educación, así que podemos aumentar el gasto por estudiante. Podemos gastar más dinero en nuestras carreteras e infraestructura. Podemos proporcionar servicios de salud a nuestra gente. Realmente es extraordinario''.

El presupuesto también utiliza fondos de cuentas especiales, conocidas como fondos en fideicomiso, obtiene dinero prestado para nuevas prisiones y le pide a la legislatura que apruebe un acuerdo de apuestas con la tribu de los Seminoles, que permitiría recaudar unos $288 millones en el próximo año fiscal.

Uno de los problemas potenciales en el presupuesto de Crist: la Constitución le prohíbe al estado pagar más de tres por ciento de sus gastos recurrentes con fondos que sólo se obtienen una vez, como es el caso del paquete de estímulo. El gobernador quiere llevar ese límite al 12 por ciento. Crist necesitaría tres quintas partes de los votos en ambas cámaras de la Legislatura para aprobar su presupuesto, dándole un papel más protagónico a los demócratas.

Los republicanos, que controlan la Legislatura, emitieron comunicados elogiando al gobernador, no así a su plan de presupuesto o al paquete de estímulo, por considerar que ambos son documentos complicados y con lenguaje difícil.

"Hay incertidumbre respecto al paquete federal de estímulo y los ingresos futuros de la Florida'', dijo el presidente en funciones de la Cámara de Representantes, Larry Cretul. "Sumar el dinero federal de estímulo a la economía de Florida podría ayudar a los floridanos durante estos tiempos económicos difíciles. Sin embargo, el dinero del estímulo no puede ser visto como la única solución para balancear el presupuesto estatal''.

Cretul señaló que los economistas del estado se reunirán en marzo para actualizar su estimación sobre los ingresos estatales, que se han desplomado en los últimos dos años. Crist basó su presupuesto en la estimación de noviembre pasado, que según los economistas ya está $214 millones por debajo de lo que se ha recaudado en realidad.

Algunos legisladores se están preparando para un déficit de hasta $5,000 millones, $2,000 millones más que la estimación actual. También temen un desbalance de $1,000 millones en los impuestos a la propiedad destinados a las escuelas.

Pero en lugar de subir el impuesto a la propiedad, Crist dijo que el dinero federal podría suplir el desbalance. Crist quiere también pedir a los votantes que aprueben una serie de enmiendas constitucionales para recortar impuestos. Si fueran aprobadas, las escuelas perderían $245 millones.

El plan prevé asimismo la congelación de salarios de los trabajadores estatales por tercer año consecutivo.

mcaputo@MiamiHerald.com

  Comentarios