Sur de la Florida

Oficial de policía estrella su auto patrullero en Brickell

Una agente de la policía de Miami, vestida de civil, estrelló su patrulla contra una camioneta estacionada en una calle de Brickell. Extraoficialmente la agente fue identificada como Sara-Ann Hoyle, de 24 años.
Una agente de la policía de Miami, vestida de civil, estrelló su patrulla contra una camioneta estacionada en una calle de Brickell. Extraoficialmente la agente fue identificada como Sara-Ann Hoyle, de 24 años. The Miami Herald

Una joven policía de Miami, vestida con ropas de civil, estrelló la madrugada del miércoles su auto patrullero contra una camioneta que estaba estacionada en el área de Brickell.

La policía de Miami no quiso identificar a la agente y se negó a dar a conocer información alguna sobre la mujer o respecto al accidente, que tuvo lugar a las 4:50 a.m. en la primera avenida del suroeste, cerca de la calle 10.

Sin embargo, fuentes relacionadas con la policía identificaron a la mujer como Sarah-Anne Hoyle.

Según documentos oficiales, Hoyle, de 24 años, entró a trabajar al departamento en septiembre del 2006.

En su página de Facebook en la internet, Hoyle menciona que trabaja en el turno de 3p.m a 11 p.m. en Coconut Grove, tiene un título en Criminología de la Universidad de la Florida (UF), y trabaja horas extras con el fin de ahorrar y comprarse una casa en el futuro.

Tres testigos que estaban en la calle, le dijeron a The Miami Herald que la agente no fue sometida a una prueba de sobriedad sino hasta casi tres horas después del choque. De igual modo, los testigos dijeron que algunos de sus compañeros policías le dieron de comer antes que se le hiciera la prueba.

El dueño de la camioneta dañada, José Víctor Lewis, gerente regional de una firma de finanzas, dijo que los detectives de asuntos internos le sugirieron que tal vez la mujer pudo haber sufrido un shock diabético cuando ocurrió el accidente.

Lewis estaba observando el comportamiento de los mercados en el Medio Oriente y Africa del Norte en su oficina del piso 23 del Brickell Bayview Center, cuando lo sobresaltó un fuerte ruido.

"Era como si hubiera explotado una bomba'', comentó.

Lewis dijo que miró por una ventana y vio en la calle un auto patrullero que avanzaba echando chispas por el lado izquierdo.

La patrulla se fue moviendo lentamente hacia la izquierda y terminó deteniéndose una cuadra más adelante. Lewis dijo que después miró por otra ventana para localizar de dónde provino el fuerte estruendo. Vio a dos guardias de seguridad que corrían en dirección a su Dodge Caravan, que estaba estacionada frente al edificio.

Tras llamar al 911, Lewis bajó hasta la calle y encontró que la parte trasera de la camioneta había quedado dañada, además de que abajo del vehículo había una llanta que tenía adosada parte del sistema de frenado.

A una cuadra de distancia estaba el auto patrullero de la policía con sólo tres llantas y severos daños en la parte frontal izquierda, además de un cocodrilo de plástico de color verde brillante en la pizarra.

Lewis dijo que les comunicó a varios agentes, que llegaron al lugar un poco más tarde, su preocupación respecto a la sobriedad de la mujer policía.

En su página de Facebook, Hoyle dice que se graduó de la Universidad de la Florida en el 2006, y colgó varias fotos de ella vestida con una camiseta del equipo de football de los Gators, mientras estaba en fiestas con amigos.

Willie Moreno, portavoz de la policía de Miami, dijo que todavía no estaban claros varios detalles del accidente.

"Se desconoce qué provocó que perdiera control del auto'', dijo Moreno.

La Orden Fraternal de la Policía tampoco quiso comentar sobre el incidente.

En mensajes recientes colgados en su página de Facebook, Hoyle dijo que ella trabajaba como ‘‘po'' --jerga callejera que significa policía-- y describe su trabajo de la siguiente forma: "Uno se ensucia y trata de mantenerse despierto''.

jpagliery@MiamiHerald.com

  Comentarios