Sur de la Florida

El robo de identidad en la Florida sube un 25 por ciento

EL DETECTIVE James Ramirez muestra fotos de personas acusadas de robo de identidad, un fenómeno que 
se ha incrementado en el estado.
EL DETECTIVE James Ramirez muestra fotos de personas acusadas de robo de identidad, un fenómeno que se ha incrementado en el estado.

El robo de identidad sigue siendo la principal queja reportada a la Comisión Federal de Comercio (FTC), según muestra información reportada esta semana, y los incidentes de robo de identidad en la Florida subieron un 25 por ciento en el 2008.

En general, el reporte cataloga a la Florida como tercera en el país en el per capita de quejas por robo de identidad.

La FTC sigue las quejas de robo de identidad o fraude al consumidor presentadas por las diversas agencias y recibió más de 1.2 millones de quejas en 2008. Más del 25 por ciento tenía que ver con el robo de identidad.

El área metropolitana de Miami-Fort Lauderdale fue catalogada 21 en la nación por quejas de robo de identidad: hubo unas 200 por cada 100,000 personas viviendo en al área.

Y, en su conjunto, se presentaron unas 24,440 quejas de robo de identidad en todo el estado. El fraude de tarjeta de crédito fue la queja más popular, seguido del fraude relacionado con documentos gubernamentales tanto local como nacionalmente. El fraude usando documentos del gobierno aumentó 62 por ciento en la Florida.

Mike Prusinski, portavoz de LifeLock, una compañía de protección contra el robo de identidad, dijo que podía ser muy fácil para un ladrón entrar en el sistema de computadoras de un empleador y encontrar números de Seguridad Social así como información sobre salarios e impuestos. Esta información puede usarse para producir W-2s que luego pueden usarse para presentar declaraciones de impuestos y reclamar reembolsos.

Denise Richardson, una activista de los consumidores que vive en Hollywood, dijo estar preocupada por el número de personas que la FTC dice que no reporta a la policía los robos de identidad. En el 2007 y 2008, el 65 por ciento de las víctimas dijo no haber llevado sus quejas a las agencias policiales.

"Uno debe contactar a la policía sobre cualquier robo de identidad'', dijo Richardson, cuyas propias luchas contra el robo de identidad y los reportes de crédito llenos de errores la llevaron a escribir un libro. "Esas personas que le robaron su información han cometido otros delitos. Luego usted puede blandir un reporte policial y decir "No soy yo!''.

Un ejemplo: En el 2007, la amiga de un sospechosos en un tiroteo con la policía de Miami-Dade les dio a las autoridades un alias que su amigo estaba usando. La policía identificó a la persona con ese nombre pero ésta era inocente. El hombre le dijo a la policía que un año antes alguien había usado su nombre para inscribir dos carros en Miami-Dade.

"El problema del robo de identidad está generalizado. No sólo es en los bancos. Puede pasar en su casa. Puede pasar en cualuqier industria'', manifestó Silka González, presidente de Enterprise Risk Management, una firma de Coral Gables que trabaja con compañías para solucionar las brechas de seguridad.

  Comentarios