Sur de la Florida

Descalifican la candidatura de José Díaz, alcalde de Sweetwater

El alcalde de Sweetwater, José Díaz, asiste a la Corte de Apelaciones de Florida el martes.
El alcalde de Sweetwater, José Díaz, asiste a la Corte de Apelaciones de Florida el martes. El Nuevo Herald

Tras un año y medio de guerra electoral por la alcaldía de Sweetwater, la principal batalla no se llegó a ganar en las urnas, sino en las cortes.

Un Tribunal de Apelaciones ratificó el martes la decisión de la Corte Civil de Miami-Dade de descalificar al alcalde José M. Díaz de la contienda, tras una demanda interpuesta por su principal oponente, el comisionado Orlando López.

El Tribunal de Apelaciones del tercer distrito determinó tras una audiencia que Díaz incumplió la ley estatal conocida como “renunciar para aspirar”, y su equivalente en los estatutos de Sweetwater, tal y como lo había dictaminado la jueza civil Barbara Areces.

Las elecciones serán el 12 de mayo, y las boletas ausentes finalmente se distribuirán el jueves, informó a el Nuevo Herald una vocera del Departamento de Elecciones de Miami-Dade.

En la boleta electoral se incluirá una nota avisando que la candidatura de Díaz ha sido descalificada, y que los votos emitidos a su favor serán anulados.

“Estoy muy decepcionado con el sistema judicial”, dijo Díaz a el Nuevo Herald tras el fallo de la Corte ante la que apeló. “Le han quitado a Sweetwater una gran oportunidad de encaminarse a un rumbo positivo, de moral y de buena administración pública”.

Díaz, quien era el presidente de la Comisión, asumió de manera interina la alcaldía en agosto del 2013 tras el arresto del entonces alcalde Manuel “Manny” Maroño en un escandaloso caso de corrupción. En enero del 2014, Díaz juramentó como alcalde permanente, luego de que Maroño fuera sentenciado a tres años en una cárcel federal.

De acuerdo con la decisión de las Cortes, Díaz debió renunciar a su último cargo electo – como comisionado – antes de calificar como candidato a la alcaldía, ya que las leyes le permiten regresar a su puesto en la comisión una vez culmine su servicio como alcalde.

“Esto no es una victoria para mí, es una victoria para todos los residentes de Sweetwater. José Díaz violó la ley y cuando tuvo la oportunidad de solucionar su error, eligió no presentar su renuncia”, aseguró López a el Nuevo Herald. “El quería estar en misa y en procesión”.

La intención de la ley “renunciar para aspirar” es evitar que los candidatos a puestos electos tengan un cargo garantizado al que volver en caso de que pierdan la elección.

El término de comisionado al que Díaz fue electo expira en mayo del 2017.

“Ya que el término de ese puesto [de comisionado] coincide con el tiempo de servicio del puesto al que Díaz aspira, Díaz estaba obligado a cumplir puntualmente con la ley de la Florida “renunciar para aspirar””, concluyeron unánimemente los jueces Juan F. Fernández, Vance E. Salter y Edwin A. Scales III.

“Yo siempre estuve convencido de que la decisión de la jueza [Barbara Areces] era válida y de que teníamos un caso fuerte”, enfatizó el abogado de López, José “Pepe” Herrera, quien insistió en que la demanda no era un ataque político.

El abogado de Díaz, Juan Carlos “JC” Planas, argumentó que su cliente no debía renunciar a un puesto que no ocupaba, y dijo que Díaz firmó un affidávit estableciendo que no buscaría regresar al puesto que dejó vacante como comisionado.

Ese cargo fue ocupado por el ex policía Catalino Rodríguez, quien fue nombrado por una mayoría de los comisionados.

El martes, Díaz dijo que aún no ha decidido si regresará al puesto de comisionado que le corresponde de acuerdo con la ley.

“Estamos analizando eso con mi familia y con mi abogado, y también con los otros comisionados que quedan ahí que tienen valor, dignidad e integridad”, dijo.

“Sweetwater tiene unos comisionados que no van a permitir que un hombre convierta a la ciudad nuevamente en un negocio privado, basado en intereses particulares”, agregó Díaz en referencia a la serie de escandalos de presunta corrupción que surgieron tras el arresto de Maroño.

La Comisión de Sweetwater se encuentra dividida en dos bandos. José Bergouignan, Prisca Barreto y Manuel Duasso – los dos últimos están aspirando a la reelección – son aliados de Díaz.

Rodríguez, José Guerra, e Isolina Maroño – madre del ex alcalde Manny Maroño – son aliados de López. Guerra también aspira a la reelección.

El martes, López hizo referencia al affidávit que Díaz habría firmado, expresando que no estaba interesado en regresar a la comisión.

“Si él decide ejercer su derecho a hacer eso [regresar a la comisión], una vez más estaría engañando a los residentes de Sweetwater”, opinó López.

Aunque la salida de Díaz allana el camino hacia la alcaldía para López en una de las contiendas más costosas y agresivas en Sweetwater, el comisionado aún enfrenta a dos candidatos, los nicaraguenses Deborah Centeno y Douglas Mayorga.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios