Sur de la Florida

DCF falló en la supervisión de niño hallado muerto en bolsas de basura

Analiz Rodezno Osceola, Ahziya Drew Osceola.
Analiz Rodezno Osceola, Ahziya Drew Osceola.

El Departamento de Niños y Familia de Florida (DCF) falló en la supervisión del bienestar de Ahziya Drew Osceola, el niño de 3 años cuyo cadáver fue hallado en marzo pasado dentro de una caja en el lavadero de una vivienda de su familia en Hollywood.

Según un informe divulgado este martes por el DCF, en enero de 2014 se había retirado la custodia del niño a la madre, Karen Cypress, por negligencia infantil, y entregada al padre Nelson Osceola, pero el niño continúo sufriendo abusos que no alarmaron al sistema de protección infantil hasta que fue demasiado tarde.

Ahziya murió el pasado 3 de marzo mientras se encontraba al cuidado de su padre y su madrastra, Analiz Rodezno Osceola, de 24 años, quien ha sido acusado de asesinato con agravantes.

El informe forense concluyó que el niño había muerto por una “hemorragia debido a un traumatismo abdominal: el páncreas aparecía roto en tres trozos y el hígado rajado”, recogió hoy el diario Sun Sentinel.

Las señales de maltrato que mostraba el cuerpo del niño hasta el momento de su muerte no resultaron lo suficientemente graves para la oficina del alguacil del condado de Broward y la agencia encargada de su supervisión, ChildNet, como para creer que la vida del niño corría peligro.

Sobre el padre de Ahziya, Nelson Osceola, pesa el cargo de negligencia infantil, y, sobre la madrastra, Rodezno, a la que se impuso una fianza de 200,000 dólares y otra de 10,000, dos cargos por asesinato con agravantes y suministrar falsa información a las autoridades.

La primera versión que dio a la Policía Rodezno, que se encuentra embarazada, fue que un intruso había penetrado en la vivienda y que no encontraba al niño, lo que llevó a la inmediata búsqueda de Ahziya, quien horas después fue encontrado muerto y oculto el cuerpo en el lavadero de la casa.

El jefe de la Policía de Hollywood explicó tras el hallazgo del cadáver del menor que este presentaba “numerosos hematomas, una cantidad significativa de heridas, tanto internas como externas, y fue encontrado dentro de una caja en un lugar oscuro (de la vivienda) y deliberadamente escondida” para que los agentes no lo pudieran localizar.

Según la acusación fue Analiz Rodezno quien supuestamente introdujo el cadáver del niño en bolsas de basura que depositó en una caja en el cuarto de lavar de la casa, donde el menor vivía con otros dos hermanos.

Rodezno, según el posterior relato que hizo de los hechos, escuchó de madrugada gruñir al niño y cuando le tocó notó que se hallaba ligeramente frío, por lo que lo puso en el suelo e intentó practicarle de inmediato la reanimación cardiopulmonar (CPR), pero no tenía pulso.

Sin embargo, la mujer no alertó a nadie sobre la condición del chico, ni siquiera a su propia madre, que vivía con ellos en la misma casa y es enfermera, de acuerdo con los documentos oficiales.

En lugar de eso, la madrastra esperó a que “los otros adultos salieran de la casa”, y, una vez que así fue, “tomó dos bolsas de basura, puso el cuerpo del niño dentro y lo depositó en una caja en el cuarto de lavar”.

La Policía cree que el niño estaba ya muerto cuando la mujer lo metió en la caja.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios