Sur de la Florida

Estaban a punto de darle una advertencia por exceso de velocidad hasta que llegaron agentes fronterizos

TNS

El patrullero de la policía del Condado Monroe estaban a punto de entregarle una advertencia por escrito y dejar que siguiera su camino el conductor de un auto que había sido detenido por conducir a exceso de velocidad en Big Pine Key, pero los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) tenían otros planes.

Ahora, el chófer y dos de sus pasajeros enfrentan la cárcel por estar ilegalmente en el país después de haber sido previamente deportados.

El patrullero detuvo el vehículo que conducía Francisco Napoleón Gutiérrez Matute, de 44 años, por ir a exceso de velocidad poco después de la medianoche el 22 de enero. Según archivos de los operadores, el agente tuvo problemas para comunicarse con él y los demás pasajeros ya que no hablaban inglés, y él y su compañero no hablaban español.

Los patrulleros Shawn Steele y Evan Calhoun llamaron por radio a cualquier otro patrullero que estuviera en el área que hablara español. Agentes de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC) y de la Patrulla de Caminos de la Florida (FHP) respondieron y dijeron que no tenían a nadie en la zona que pudiera ayudar.

Desafortunadamente para Gutiérrez Matute y sus pasajeros, Isidro Jiménez Guido, de 64 años, y José Alexander Bustamante Aguero, de 42 años, llegaron algunos agentes hispanoparlantes pertenecientes a la CBP.

Los tres hombres resultaron arrestados y llevados a la estación de la CBP, toda vez que, de acuerdo con documentos de una corte federal, los tres habían entrado ilegalmente al país y habían sido deportados previamente.

Los países de origen de los tres hombres no se mencionan en la orden de arresto ni en el encausamiento. El abogado de los tres, Stewart Glenn Abrams, de la Oficina del Defensor de Oficio, no pudo ser localizado para saber qué tenía que decir al respecto.

La Fiscalía acusó a los tres de entrar al país de nuevo ilegalmente tras haber sido deportados el 7 de febrero. Ahora encaran una condena máxima de dos años de privación de libertad de ser hallados culpables.

Bustamante Aguero fue deportado el 9 de febrero de 2007; Jiménez Guido fue deportado el 17 de diciembre de 2007; y Gutiérrez Matute fue deportado el 30 de enero de 2008, según documentos oficial

  Comentarios