Sur de la Florida

Charlie Crist aclara uso de aviones de empresas privadas

El gobernador Charlie Crist afirmó el martes que ha cumplido minuciosamente las leyes estatales al usar aviones de empresas privadas, prácticas que generaron titulares en The Herald/Times y el Sun Sentinel durante el fin de semana.

A pesar de su firme apoyo a transparencia en asuntos de gobierno, Crist se ha negado a discutir en detalle qué empresas o donantes le están prestando sus aviones --a costa del Partido Republicano-- para que Crist viaje a actividades políticas dentro y fuera del estado.

"Cuando tengo que hacer viajes personales los pago de mi bolsillo'', dijo Crist. ‘‘Si hago viajes políticos, los paga el partido. Si hago viajes oficiales, los paga el estado, como lo exige la ley, al pie de la letra. Hacer las cosas como se debe es simplemente nuestra obligación''.

Las declaraciones de Crist arrojaron luz sobre su opinión en materia de organización de viajes: dijo que no quiere tener que verse en la obligación de explicar por qué usó un avión estatal para una actividad política, así que no lo ha hecho. En realidad, Crist compró un boleto comercial de su propio bolsillo para asistir a la toma de posesión del presidente Barack Obama en Washington el 20 de enero.

"Ustedes no tienen idea de lo cuidadoso que soy --bueno, probablemente sí tengan idea'', afirmó Crist. En los dos años de su gobierno, Crist ha volado a actividades en aviones propiedad de Harry Sargeant, empresario de Boca Raton cuyos contratos para suministrar combustible a las fuerzas estadounidenses en Irak han sido cuestionados por el Congreso; Dick Mandt de Tampa, ex editor de publicaciones publicitarias, y Mori Hosseini, constructor de viviendas de Daytona Beach, entre otros. Todos son recaudadores de fondos del Partido Republicano.

Las leyes estatales exigen que los partidos políticos informen de todos sus gastos pero no que especifiquen los viajes de los funcionarios públicos. De modo que es imposible saber qué avión privado ha usado Crist con más frecuencia, o si ejecutivos privados tienen acceso exclusivo a los viajes de Crist.

Los documentos de viajes obtenidos por The Herald/Times muestran que Crist ha tenido cuidado en evitar el evitar el uso de los aviones estatales para fines políticos o personales. Aunque eso ha hecho que dependa más de aviones de empresas para cumplir su cargado calendario político, también ha ahorrado dinero a los contribuyentes.

Una comparación del uso de aviones estatales por parte de Crist en sus primeros dos años de gobierno y los dos últimos de Jeb Bush muestran que Crist ha usado los aviones estatales con menos frecuencia.

Durante ese período, Bush voló casi 137,000 millas náuticas en un avión estatal para un total de casi 429 horas. Crist voló 75,000 millas náuticas en un avión estatal, un total de 241 horas, desde que asumió el cargo, según documentos oficiales.

Crist dijo ayer a los periodistas que cuando se enteró la semana pasada que el reportero de televisión Mike Vasilinda era uno de los patrocinadores del banquete anual de la Fundación de la Primera Enmienda, le entregó un billete de $20.

Los periodistas también presionaron a Crist para que muestre cheques cancelados que prueben que pagó su pasaje.

"No sé dónde están. ¿Algo más?", fue su respuesta.

¿Tiene todavía los cheques en su poder? "No los tengo'', respondió.

bousquet@sptimes.com

  Comentarios