Sur de la Florida

Surge una promesa para sur de la Florida

CESAR BALDELOMAR ingresará en la Universidad de Harvard para una maestría en Teología. En la foto, sus padres, Julio y Yolanda; detrás, su novia Aileen Angulo.
CESAR BALDELOMAR ingresará en la Universidad de Harvard para una maestría en Teología. En la foto, sus padres, Julio y Yolanda; detrás, su novia Aileen Angulo.

César J. Baldelomar pasó de alumno a profesor de Teología el día en que la mayoría de la gente de su edad aún trata de definir el rumbo de sus vidas. Lo cierto es que gracias a sus especiales dones para el estudio y capacidad de liderazgo, este muchacho de 22 años y origen nicaragüense se ha convertido en ejemplo de superación.

Una auténtica promesa para el sur de la Florida.

Su más reciente victoria: encaminarse a la Universidad de Harvard con una beca completa para seguir un máster en la ciencia que trata de Dios, sus atributos y perfecciones. La noticia le llegó poco después de haber recibido una invitación de ese centro de altos estudios para integrar el Programa de Exploraciones y Diversidad, un grupo selecto de 40 jóvenes a escala nacional que son llamados a Harvard para intercambiar ideas con un teólogo local y poner a prueba sus habilidades.

"Quiero ser un motor de cambio y convertirme en la voz de la gente que sufre en el mundo. La vida no es acerca del materialismo, sino de cuántas memorias, enseñanzas y recuerdos positivos puedas dejar en favor de los demás'', afirmó César.

Siendo el más joven de cuatro hijos nacidos en Nicaragua, César llegó a Estados Unidos a finales de la década de 1980 junto a sus padres, Julio y Yolanda, quienes huían de la violencia social y la persecución política en el país centroamericano.

Fue un cambio drástico pero oportuno. Felizmente el niño se adaptó rápidamente y creció como cualquier otro chico de su edad, con la única diferencia de que sus profesores notaron que estaba dotado de una gran inteligencia y poder de comunicación que brillaba en cualquier plataforma.

En el colegio St John the Apostle y en la secundaria católica Monsignor Edward Pace High School, César jamás sacó notas por debajo de ‘A'. En la Universidad St. Thomas --donde obtuvo un título académico en Religión, Filosofía e Historia-- registró la calificación más alta que pueda alcanzar un alumno a tiempo completo: 4.0.

"Siempre fue muy estudioso. De niño cuando no terminaba la tarea por alguna dificultad, se ponía intranquilo y hasta lloraba. Nunca le gustó dejar algo inconcluso'', comentó su madre Yolanda.

El año pasado en la ceremonia de graduación en St.Thomas, César fue designado para hablar ante el cuerpo estudiantil como el mejor alumno de su clase.

En su discurso instó a sus compañeros a observar el mundo con optimismo y plantearse retos en la vida sin importar las dificultades.

El padre de César, Julio Baldelomar, un supervisor de seguridad que se hizo de varios empleos para asegurar la manutención del hogar, trató de incentivar a su hijo para que se postulara al Ejército o a la Policía, pero se equivocó como quien anota un gol contra su propio equipo.

"No tiene nada que ver con el mundo de las fuerzas armadas'', afirmó el padre. "Lo suyo es el mundo académico y la enseñanza a los jóvenes. Me siento feliz y orgulloso de lo que está logrando'', añadió el hombre, que vive con su esposa en un modesto apartamento de dos habitaciones en Hialeah Gardens, el mismo techo que cobijó en alguna ocasión a una familia de seis.

César trabaja como profesor de Teología en la secundaria Archbishop Curley-Notre Dame, al noroeste de Miami, donde además enseña cursos sobre Justicia Social, Etica y Religión.

También es reportero de Florida Catholic y funge como director ejecutivo del Centro para el Estudio Internacional de las Enseñanzas Sociales de la Escuela Católica, un organismo creado bajo la sombrilla de Pax Romana, que con más de 100 años de antiguedad aglutina a pensadores, intelectuales y universitarios de 80 países.

"César es un ser humano extraordinario. Estamos al final de la época moderna y los jóvenes son la primera generación de la nueva ola. Hacen falta líderes para buscar un camino vivo, y César es uno de ellos'', anotó el Dr. Joe Holland, profesor de Filosofía en St. Thomas y presidente de Pax Romana en EEUU.

Monseñor Felipe de Jesús Estévez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Miami y consejero espiritual de César, también destacó las cualidades del joven y anotó que se trata de una persona con un "conocimiento fuera de serie''.

"Es brillante, muy capaz y sobre todo tiene una experiencia de vida que parece mayor de 22 años'', sintetizó monseñor Estévez.

Además de estar detrás de una maestría en Teología, César planea otra meta: estudiar Leyes en Harvard.

"Tengo confianza en lograrlo'', dijo César en tono avispado. "Soy una persona que siempre está tratando de aprender algo nuevo''.

jcchavez@elnuevoherald.com

  Comentarios