Sur de la Florida

El gobierno confisca bienes de Madoff en el sur de la Florida

UN GRUPO de agentes federales se presentó ayer para decomisar la mansión de Bernard Madoff en Palm 
Beach.
UN GRUPO de agentes federales se presentó ayer para decomisar la mansión de Bernard Madoff en Palm Beach. Getty Images

Las propiedades de Bernard Madoff en el sur de la Florida fueron incautadas el miércoles por el gobierno.

Las autoridades federales confiscaron una mansión en Palm Beach, un yate antiguo y una lancha de motor más pequeña, como parte de la recuperación de valores para indemnizar a los inversionistas estafados por Madoff.

Alguaciles federales incautaron el miércoles por la tarde la más preciada de las posesiones locales de Madoff: una mansión de cinco dormitorios valorada en $9.4 millones en 410 North Lake Way, en la zona más exclusiva de Palm Beach, después de que un juez de Nueva York firmó la orden de decomiso.

Un equipo de agentes colocó un aviso de confiscación, entraron a la casa, cambiaron las cerraduras y comenzaron a hacer un inventario de todas las pertenencias, afirmó Barry Golden, vocero en Miami de los alguaciles federales.

Los archivos de propiedades muestran que la esposa de Madoff, Ruth Madoff, compró la casa de 8,753 pies cuadrados en 1994 por $3.8 millones.

Más temprano el miércoles mismo, el yate de 55 pies de eslora de Madoff, el Bull, fue incautado en una marina de Fort Lauderdale, mientras que una lancha de 24 pies fue sacada de un depósito en Palm City, según Golden.

El yate, un Rybovich de 1969, vale entre $800,000 y $2 millones, dijo Golden. Fue sacado de Roscioli Yachting Center en Fort Lauderdale, donde había permanecido desde 1996.

El yate fue sometido a una renovación el año pasado a un costo de $130,000, dijo Kitty McGowan, portavoz de Roscioli Yachting Center.

"El yate está en condiciones excelentes'', dijo Golden.

"Se ha gastado mucho dinero en el mantenimiento de ese yate. Está completamente renovado, con motores nuevos'', agregó.

La segunda embarcación, una Pathfinder, fue confiscada en un depósito en Heritage Square Industrial Park de Palm City, según Golden.

El yate y la lancha están en la Marina Jackson de Fort Lauderdale, en manos de National Liquidators, sus custodios oficiales, dijo Golden. No se ha fijado una fecha de la liquidación.

Alayna Gossan, asistenta del presidente de National Maritime Services, filial de National Liquidators, dijo que no podía comentar sobre el asunto debido a los términos del contrato con el gobierno.

Madoff, de 70 años, está en prisión esperando su sentencia tras declararse culpable de estafar miles de millones de dólares a inversionistas en lo que podría ser el mayor caso del fraude en la historia de Wall Street.

Madoff enfrenta una sentencia máxima de 150 años de prisión.

La fiscalía está incautando todo lo posible de la fortuna personal de Madoff y ha comenzado a exigir millones de dólares en pago de sus familiares.

Unas 6,700 personas han presentado reclamaciones sobre sus bienes. Se espera que miles más --personas que perdieron más de $1 millón-- se unan a las reclamaciones.

Documentos judiciales presentados por los abogados de Madoff indican que éste y su esposa tenían un patrimonio de $826 millones a fines del año pasado.

Si la fiscalía consigue su objetivo, Madoff y su esposa (que no fue acusada) tendrán que entregar todas sus propiedades, entre ellas un penthouse de $7 millones en Manhattan comprado en 1984, la casa de Palm Beach, una casa de $1 millón en Cap d' Antibes, Francia, y una mansión de lujo de $3 millones en Long Island. Asimismo, el gobierno quiere que Madoff y su esposa entreguen a manera de penalidad $10 millones en propiedades y otros artículos de todas las casas y carros de lujo, entre otros.

Los abogados de la defensa han indicado que tratarán de conservar el apartamento de Manhattan, así como unos $62 millones en títulos para su esposa. El miércoles, Ira Sorkin, abogado de Madoff, habló brevemente sobre la confiscación de los bienes de su cliente.

"No tenemos objeciones a la incautación o a que se vendan los bienes'', dijo Sorkin.

"Los frutos de la venta se separarán para determinar qué hacer con eso más adelante'', puntualizó.

icordle@MiamiHerald.com

  Comentarios