Sur de la Florida

Turistas amarrados y asaltados en un hotel de Cutler Bay

Dos turistas fueron amarrados y asaltados ayer por la noche cuando estaban en la suite que habían alquilado en un hotel Best Western de Cutler Bay, dijo la policía.

Randall Carlson, de 58 años, y Patricia Gerondakis, de 53 años, le narraron a la policía que fueron engañados por los malhechores quienes les hicieron creer que eran guardias de seguridad del hotel.La policía dijo que uno de los ladrones, que se presentó ante la pareja como León, sabía que los turistas se hospedaban en el hotel porque horas antes de ese mismo día los había conocido.

La pareja no sufrió ninguna lesión, dijo la policía, pero el hombre, de Fairbanks, Alaska, y la mujer, de Jackson, Wyoming, fueron obligados a pasar largas horas atados en su habitación del hotel en tanto tres hombres saqueaban y se apoderaban de las pertenencias de ambos.

Rebeca Pérez, portavoz de la policía de Miami-Dade, dijo que ayer la pareja se extravió conduciendo alrededor del condado el Ford Focus del 2008 que habían arrendado. Cuando buscaban el hotel, se tropezaron con un hombre que dijo llamarse León y que se ofreció para ayudarlos. El hombre subió al automóvil, les indicó cómo llegar al hotel y hasta les dio una mano con el equipaje.

Sin embargo, poco poco después de haber llegado al hotel, localizado en el 10775 Caribbean Boulevard, esa noche León volvió a la habitación, esta vez con dos amigos, dijo la policía. Tocaron la puerta de la suite y dijeron que eran guardias de seguridad del hotel.

Los tres hombres entraron a la fuerza a la habitación, amarraron a Carlson y a Gerondakis y escaparon con dinero en efectivo de la pareja, pertenencias personales y las llaves del auto alquilado, dijo la portavoz.Horas después, las autoridades localizaron el auto robado y detuvieron a un hombre. La policía dijo que no ha podido confirmar si ese hombre era uno de los tres agresores.

La policía está buscando al presunto León, descrito como un hombre de unos 35 años que pesa alrededor de 200 libras y mide seis pies y tres pulgadas. El segundo hombre tiene aproximadamente 55 años, mide cerca de 5 pies y siete pulgadas, pesa 160 libras y estaba vestido todo de blanco. Por su parte, el tercer ladrón, a quien los otros dos llamaban ''Sporty'' o ''Shorty'', tiene unos 60 años, mide alrededor de 5 pies y ocho pulgadas, pesa tal vez 180 libras y llevaba puesta una gorra de pelotero.

Las autoridades le solicitan a cualquier persona que tenga algún tipo de información sobre lo ocurrido o el paradero de los tres vándalos que llame a CrimeStoppers del Condado Miami-Dade al teléfono 305-471-TIPS.

  Comentarios