Sur de la Florida

Complicado acceso a información financiera de funcionarios

En una época en que los gobiernos locales ponen toneladas de material en la internet -como las minutas de reuniones celebradas en 1915- lo que no se encuentra en la mayoría de los websites son las declaraciones financieras de los funcionarios públicos.

La Florida tiene una de las leyes de expedientes públicos más rigurosas de la nación que exige que los políticos revelen sus fuentes de ingresos y posibles conflictos de interés. Pero que el público pueda encontrar esos expedientes fácilmente es harina de otro costal.

Una revisión de cinco ciudades --Coral Gables, Fort Lauderdale, Hollywood, Miami y Pembroke Pines-- mostró que ninguno de los documentos de los funcionarios públicos era accesible en la internet. Y eso que esas planillas típicamente tienen una o dos páginas.

¿Qué importancia tienen las formas de declaración financiera? Simplemente revise las actuales investigaciones sobre corrupción en el sur de la Florida.

* Un comisionado de Miami afronta cargos éticos, y se reunió con fiscales por no haber declarado $135,000 en ingresos por alquileres.

* Un antiguo comisionado del Condado de Palm Beach se declaró culpable recientemente de cargos de corrupción tras no reportar ingresos y regalos de proveedores de servicios del condado.

* El año pasado, 768 funcionarios electos afrontaron multas de la Comisión de Etica de la Florida relacionadas con las declaraciones financieras, muchas de ellas por haberlas llenado tarde.

¿Por qué es tan difícil encontrar las declaraciones?

De entrada, las planillas se guardan en diversas oficinas de la ciudad, el condado y el estado, en dependencia del funcionario de que se trate. En ese laberinto, el residente promedio no sabe dónde encontrarlas.

Muchas oficinas requieren un viaje en persona. Pero eso ya no debería ser necesario, dijo Vincent Damian, jefe del Comité de Acción Política de los Ciudadanos de Coral Gables, un grupo civil de supervisión.

"Hace 20 años eso era aceptable'', dijo Damian. "Hoy no lo es''.

Los funcionarios del gobierno que guardan los documentos dicen que nadie ha dado una orden para que se suban a la internet.

Eso debería cambiar, afirmó el nuevo alcalde de Fort Lauderdale, Jack Seiler.

"Creo que si algo es un documento público debería de terminar en la internet'', señaló.

La Comisión de Etica de la Florida, que recibe alrededor de 36,00 declaraciones financieras todos los años, estuvo investigando la creación de un sistema de presentación electrónico hace unos años. El costo: $1.4 millones para establecerlo y $300,000 anuales, dijo el director ejecutivo Philip Claypool. Y necesitaría aprobación legislativa.

Cuando era senador estatal, el representante Bill Posey presentó un proyecto de ley en el 2006 para obligar a que se pusieran en la internet todas las declaraciones financieras, pero no consiguió apoyo.

"La tecnología está ahí'', dijo Posey. "¿Por qué no hacerlo? Mientras más transparente sea el gobierno, más confianza le van a tener los ciudadanos''. Los expertos dicen que las investigaciones en curso muestran por qué esas declaraciones son importantes, y por qué deberían ser de fácil acceso. Aquí algunos ejemplos.

* El mes pasado, la Comisión de Etica de Miami-Dade reveló que el comisionado de Miami Angel González afronta cargos éticos por no haber revelado unos $135,000 en alquileres en tres años.

González también tuvo reuniones con fiscales de Miami-Dade en torno al problema. Su abogado dijo que González no había comprendido bien la polanilla y que no había escondido ingresos intncionalmente.

* En febrero, la Comisión de Etica y Confianza Pública del condado multó al miembro del concejo de Bal Harbour Joel Jacobi por no haber revelado completamente sus ingresos por concepto de alquileres. Durante su campaña, se plantearon dudas sobre donde vivía y Jacobi renunció a su cargo en marzo.

* La antiguo comisionada de Palm Beach Mary McCarty afronta prisión cuando la fiscalía dijo que no había presentado completas planillas de revelación, ocultando haber dirigido millones de dólares hacia negocios de su esposo. McCarty tampoco reveló haber recibido gratuitas o rebajadas estancias en lujosos balnearios, según reportó el Palm Beach Post.

"No veo ninguna razón por la que no se pueda poner esta información'', dijo Robert Meyers, director ejecutivo de la Comisión de Etica de Miami-Dade. "Algunas veces nos lleva por lo menos tres llamadas para conseguir las planillas''.

Los secretarios de la ciudad dicen que esas planillas no son de su responsabilidad porque los funcionarios las someten a otras oficinas del gobierno. En Broward, por ejemplo, el supervisor de elecciones recibe más de 2,000 al año.

"No hay una forma única de tratar de capturar eso en un momento dado'', dijo Mary Cooney, portavoz del supervisor de elecciones. "Obviamente es un asunto de expediente público, todo lo que tenemos lo es. Pero no hay forma razonable de poner eso en el website''.

En Broward, donde algunas minutas de las reuniones de la comisión tienen nueve décadas, la accesibiidad a las planillas en cuestión probablemente será tema de discusión para la nueva comisión de ética.

El comisionado del condado John Rodstrom dijo que si los comisionados se abstienen de una votación, esa documentación debería de ponerse en la Intenet. Pero Rodstrom, que ha trabajado en bancos de inversiones y ha publicado sus ingresos de seis dígitos en el pasado, no ve el significado de publicar esos salarios en la Internet.

"Debería de haber un poco de decoro cuando se trata de lo que la gente gana'', dijo.

El interés en ver planillas sería mínimo, pronosticó el comisionado Angelo Castillo de Pembroke Pines.

Cuando la ciudad publicó los reportes de finanzas de campaña, muy poco gente los miró, dijo. Serían pocos los que mirarían las revelaciones financieras. "A ni siquiera una fracción del uno por ciento de Pembroke Pines le podría resultar útil esto'', dijo.

En general, nacionalmente, las revelaciones financieras no están disponibles en la Internet, dijo Bob Stern, presidente del Centro para Estudios Gubernamentales en California. Pronosticó que el acceso en la Internet crearía una mala reacción de los funcionarios electos. "Hay una gran diferencia en revelar algo en una oficina y ponerlo en Internet para que todo el mundo lo vea'', dijo Stern.

Seiler, de Fort Lauderdale, ha hecho una prioridad de mejorar el acceso a los expedientes públicos desde que tomara posesión en marzo. Inicialmente, el alcalde no propuso publicar conflictos de intereses o revelaciones financieras pero cuando le preguntaron dijo que lo exploraría, siempre que no requiriera demasiado personal o tiempo.

El alcalde de Hollywood Peter Bober estuvo de acuerdo en la importancia de poner los documentos en la Internet.

"El residente promedio no va a venir al ayuntamiento y pagarle al secretario por copias de los expedientes'', dijo Bober. "La única razón para no querer poner estos documentos en la Internet es porque no se quiere que el público vea lo que está pasando''.

asherman@MiamiHerald.com

  Comentarios